Compartir: 
La recuperación económica recibe el apoyo del sector exterior y del crédito bancarioLa recuperación económica recibe el apoyo del sector exterior y del crédito bancario

Los indicadores de actividad se desaceleraron en febrero, pero siguieron manteniéndose en niveles elevados. Los índices de la cifra de negocios del sector servicios y de la industria ralentizaron su ritmo de crecimiento en febrero. Por su parte, la entrada de pedidos industriales siguió recibiendo el impulso del mercado exterior, tanto de la eurozona como del resto del mundo, mientras que los pedidos del mercado interior moderaron su ritmo de avance. Esta desaceleración de la actividad coincide con nuestro escenario de crecimiento sólido pero algo más moderado del PIB en el 1T 2016, que situamos en el 0,7% intertrimestral (0,8% en el 4T 2015).

El bajo precio del petróleo reduce el déficit comercial mediante el ahorro de la factura energética. Las exportaciones nominales de bienes avanzaron un 3,0% interanual en febrero (en el acumulado de tres meses), por encima de las importaciones, que crecieron un 1,9%. Sin embargo, si se excluyen los bienes energéticos, el avance de las importaciones continúa siendo elevado y superior al de las exportaciones, lo que empeora el déficit no energético.

La tasa de morosidad sigue una tendencia descendente. En febrero, la mora bancaria descendió hasta el 10,1% del crédito, gracias a que el crédito dudoso siguió contrayéndose a mayor velocidad que el saldo total de crédito. La mejora de la calidad de los balances bancarios y la ampliación de los estímulos monetarios por parte del BCE hacen prever que el flujo de crédito apoyará el crecimiento económico en los próximos meses. 

Compartir: