Compartir: 
La Reserva Federal (Fed) mantiene el rumbo de su estrategia de gradual normalización monetaria y deja la puerta abierta a una subida de tipos en junioLa Reserva Federal (Fed) mantiene el rumbo de su estrategia de gradual normalización monetaria y deja la puerta abierta a una subida de tipos en junio

La Reserva Federal (Fed) mantiene el rumbo de su estrategia de gradual normalización monetaria y deja la puerta abierta a una subida de tipos en junio. La última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) no deparó grandes novedades. La entidad presidida por Janet Yellen decidió mantener el tipo de referencia objetivo en el rango 0,75%-1,00%. Sin embargo, la atención se centró en la valoración del banco central sobre el débil dato del PIB del 1T 2017 y la desaceleración de la inflación en marzo. En este sentido, constató ambos desarrollos pero catalogó el primero como «transitorio» y enfatizó que los fundamentos que impulsan el crecimiento y la inflación permanecen sólidos. El tono decidido del comunicado y la visión de «botella medio llena» sugiere que la próxima subida de tipos en EE. UU. podría tener lugar en junio.

El desenlace electoral en Francia se ajusta al escenario previsto. La contienda electoral se ha saldado con la victoria del candidato centrista Emmanuel Macron, que se ha impuesto a Marine Le Pen en la segunda vuelta de las presidenciales. Los mercados europeos han reaccionado con relativa tibieza dado que ya habían descontado en buena parte este resultado durante las últimas jornadas. En el cómputo semanal, las bolsas europeas avanzaron entre un 2% y un 3% y el euro se apreció un 1% frente al dólar, hasta los 1,10 dólares.

En el apartado de las materias primas, el petróleo sufre un duro revés. La cotización del barril de Brent se desplomó un 8% en la semana, hasta situarse en niveles previos al recorte de oferta acordado por la OPEP en noviembre. La resiliencia de la producción no convencional en EE. UU. y las dudas sobre la capacidad del cártel petrolero para reducir el exceso global de crudo están detrás de esta corrección. Todas las miradas se dirigen hacia las actuaciones que adopte la OPEP en su reunión del próximo 24 de mayo, en la que probablemente se extenderá el acuerdo actual.

Compartir: