Compartir: 
La Reserva Federal (Fed) sube los tipos oficiales por tercera vez en seis meses y mantiene su hoja de rutaLa Reserva Federal (Fed) sube los tipos oficiales por tercera vez en seis meses y mantiene su hoja de ruta

La Reserva Federal (Fed) sube los tipos oficiales por tercera vez en seis meses y mantiene su hoja de ruta. En un movimiento ampliamente descontado por el mercado, la Fed elevó el fed funds objetivo en 25 p. b., hasta el intervalo 1,00%-1,25%. Dos fueron los elementos centrales de la reunión. En primer lugar, la lectura del banco central del escenario de inflación tras la debilidad que ha mostrado esta variable en los últimos meses. En este sentido, la Fed restó importancia a esta circunstancia y enfatizó que las condiciones de fondo del cuadro macroeconómico estadounidense permanecen sólidas y coherentes con la convergencia a medio plazo de la inflación hacia el objetivo del 2%. De hecho, la actualización de las previsiones de inflación no deparó cambios significativos en relación con las de marzo y siguen contemplando que esta variable se sitúe en el 2% en 2018. Tampoco hubo cambios en las proyecciones del tipo de referencia, que anticipan una subida adicional este año y tres en 2018. El segundo elemento a destacar fue la publicación de algunos detalles importantes acerca de la normalización del balance de la Fed. En particular, se dejarán de reinvertir 10.000 millones de dólares de deuda pública e hipotecaria al mes, hasta llegar progresivamente a los 50.000 millones al cabo de 12 meses. Con todo, el organismo presidido por J. Yellen no precisó la fecha concreta de inicio de este proceso, más allá de señalar que se producirá este año.

La reconducción de los riesgos políticos de la eurozona tiene continuidad. Por un lado, la contundente mayoría absoluta en la Asamblea del partido de E. Macron en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas facilita la aprobación de la agenda de reformas del nuevo Gobierno francés. Por otro lado, el Eurogrupo y Grecia alcanzaron un acuerdo que permitirá desembolsar el tercer tramo del paquete de asistencia financiera, por un importe de 8.500 millones de euros. Este acuerdo contempla la implementación de reformas estructurales en Grecia y, como aspecto novedoso, la adopción de mecanismos para suavizar la carga de la deuda helena.

Compartir: