Compartir: 
La volatilidad persiste en las bolsas internacionalesLa volatilidad persiste en las bolsas internacionales

La volatilidad persiste en las bolsas internacionales. Durante la semana pasada, los principales índices bursátiles de las economías avanzadas alternaron sesiones con pérdidas con otras con ganancias, acumulando rendimientos dispares en el conjunto de la semana. Asimismo, la publicación de los primeros resultados empresariales del periodo de beneficios ha sido ligeramente inferior al consenso de mercado, lo que ha penalizado dichos índices bursátiles. Por su parte, los mercados emergentes actuaron también en un escenario errático, donde los avances de algunas sesiones no lograron compensar las pérdidas registradas en otras jornadas. Ello fue especialmente cierto en China, donde los retrocesos fueron la tónica dominante hasta el jueves, puesto que en la sesión del viernes, tras la publicación del dato del PIB del 3T, la cotización del índice de Shanghái repuntó un 2,6%, moderando la caída del conjunto de la semana (del -2,2%).

Los inversores buscan activos refugio en el mercado de deuda soberana. La incertidumbre política en Europa, centrada sobre todo en las negociaciones del brexit y en la respuesta de la Comisión Europea a los presupuestos italianos, ha arrastrado el tipo sobre la deuda soberana alemana a 10 años hasta el 0,46%, tras unas semanas donde la tendencia del bund había sido alcista y llegó a superar el 0,5%. Por su parte, las primas de riesgo periféricas repuntaron y, en Italia y España, llegaron a situarse por encima de los 340 y 140 puntos, respectivamente, superando los máximos registrados en mayo, aunque se moderaron en la última sesión de la semana. En EE. UU., las actas de la reunión de septiembre de la Fed reflejaron la visión optimista del escenario macroeconómico del país así como la intención, por parte de la mayoría de integrantes de la reunión, de continuar con la subida gradual de los tipos de interés. Tras la publicación de las actas, los inversores percibieron una intención más firme de endurecer la política monetaria en EE. UU. y el tipo soberano a 10 años volvió a situarse por encima del 3,2%.

Moody’s rebaja la nota crediticia de Italia en un escalón. El pasado viernes, con los mercados cerrados, la agencia redujo la nota de la deuda soberana italiana de Baa2 a Baa3 debido al riesgo de que la propuesta de presupuestos del nuevo Gobierno erosione la sostenibilidad fiscal. Sin embargo, la agencia modificó la perspectiva de negativa a estable, lo que matizó los temores a que la deuda italiana pueda perder en breve el grado de inversión. Así, esta mañana, los mercados de bonos abrían con una nueva reducción de la prima de riesgo italiana.

Compartir: