Compartir: 
Las bolsas finalizan un año de más a menosLas bolsas finalizan un año de más a menos

La Fed implementó con éxito la primera subida del tipo oficial, dejando atrás siete años de tipos casi a cero. En el comunicado que siguió a su reunión de diciembre, la Fed puso mucho énfasis en la gradualidad de la normalización monetaria. Esta será una de las claves que definirán el impacto de la subida en los mercados, que actualmente esperan un ritmo cercano a 1 p. p. al año, hasta alcanzar un nivel del 3,5% a largo plazo. El otro foco de atención es la estrategia de implementación de la subida, cuya principal arma es el programa de reverse repurchases y que parece estar dando resultado consiguiendo elevar el tipo efectivo de mercado (federal funds effective rate) al 0,37%.

Los reducidos volúmenes de negociación y los vaivenes del precio del petróleo condicionan el final de año. A la consiguiente volatilidad en los mercados también contribuyeron los vencimientos de opciones y futuros, así como los ajustes de cartera y la recogida de beneficios por parte de los inversores. El cierre de año deja un balance mixto para la mayoría de las bolsas internacionales, alcanzando los parqués alemán, francés e italiano revalorizaciones en torno al 10%. En la otra cara de la moneda se situaron las bolsas emergentes, el S&P 500, el FTSE británico y el IBEX español, que saldó el año con un retroceso del 7,2%. La percepción de un mayor riesgo político tras el resultado de las elecciones terminó afectando al selectivo español, a pesar de que la prima de riesgo se asentó por debajo de los 120 p. b. La atención de los inversores seguirá orientada a los factores globales clave de 2016: la subida de tipos en EE. UU., el crecimiento de las economías emergentes y la solución a la crisis de las materias primas.  

Compartir: