Compartir: 
Las bolsas internacionales avanzan con moderaciónLas bolsas internacionales avanzan con moderación

Las bolsas internacionales avanzan con moderación. La confianza de los inversores se mantuvo pujante gran parte de la semana pasada, apoyada en unas buenas expectativas de las negociaciones comerciales entre China y EE. UU. y en los mensajes de paciencia de los principales bancos centrales. Así, las bolsas europeas registraron alzas generalizadas (EuroStoxx50 +0,9%, DAX +1,4% e Ibex 35 +0,9%), aunque menores que en semanas anteriores. Por su parte, los índices norteamericanos cerraron la semana sin apenas cambios tras la publicación de unos datos de actividad mixtos (véase la sección de Economía internacional). En el mercado de renta fija, los tipos sobre los bonos soberanos de EE. UU. y Alemania repuntaron ligeramente tras la publicación de las actas de la Fed y el BCE, y las primas de riesgo española y portuguesa se redujeron. En este contexto, el euro se apreció moderadamente contra la mayoría de divisas avanzadas, a excepción de la libra esterlina. Finalmente, el Brent continuó con la tendencia al alza y superó los 67 dólares por barril.

Los principales bancos centrales destacaron los riesgos bajistas sobre el escenario macroeconómico. Concretamente, en las actas de la última reunión del BCE se reflejó la unanimidad de sus miembros en mover los riesgos sobre el escenario económico a la baja, en respuesta a las turbulencias financieras de finales de 2018 y a la publicación de registros de actividad de la región europea por debajo de lo esperado. Aunque la debilidad en las cifras de crecimiento se estima temporal, hay incertidumbre sobre cuán persistente puede ser dicha debilidad y sobre si puede afectar a las perspectivas de medio plazo. Por ello, apuntaron a la necesidad de reanalizar el escenario macroeconómico en su conjunto e insistieron en continuar ofreciendo unas condiciones financieras acomodaticias que respalden la recuperación de la inflación hacia el objetivo de la entidad. Por su parte, las actas de la reunión de enero de la Fed mostraron un consenso mayoritario en pausar el actual ritmo de subidas de tipos para valorar más detenidamente las perspectivas del ciclo económico. En especial, ante la emergencia en los últimos meses de factores de riesgo de carácter bajista y ante la moderación prevista del crecimiento del PIB hasta cotas más cercanas al potencial del país. Asimismo, las actas mostraron una cierta discrepancia entre los miembros que opinan que sería necesario observar sorpresas positivas para aumentar los tipos de interés y los que opinan que, de cumplirse su expectativa de desaceleración moderada, los tipos deberían aumentar en el tramo final de 2019.

Compartir: