Compartir: 
Las bolsas y la deuda pública recuperan el tono alcistaLas bolsas y la deuda pública recuperan el tono alcista

La calma retorna a EE. UU. y Europa, al calor de los mensajes continuistas de la Fed y del BCE. El mensaje de fondo que se desprende del acta de la reunión de la Fed continúa dominado por un tono prudente en lo relativo a su estrategia de normalización monetaria. La cautela de los miembros de la Fed ante la "creciente incertidumbre sobre las perspectivas económicas" ha retrasado la expectativa de los mercados sobre la primera subida de tipos hasta inicios de 2016. En este contexto, la rentabilidad del treasury a 10 años ha fluctuado en una franja estrecha entorno al 2,20%. Por otra parte, el contenido del acta del BCE reafirmó la intención de la entidad de completar el QE en su totalidad. En paralelo, Benoît Coeuré, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, señaló que a lo largo de las próximas semanas podrían intensificarse las compras de deuda pública del QE y que más adelante podrían moderarse a causa de la menor liquidez de los mercados en los meses veraniegos. Las yields soberanas europeas reaccionaron con descensos y el euro se debilitó hasta los 1,11$.

Las divisas emergentes recobran un pulso más firme tras el débil inicio de año. En el pelotón de cabeza se sitúan la lira turca, el rublo ruso y el rand sudafricano, que registraron una apreciación media frente al dólar del 4,3% en el último mes. No obstante, la bonanza reinante en el entorno financiero emergente, atribuible en buena parte a la estrategia parsimoniosa de normalización de la Fed, no debe hacer olvidar las vulnerabilidades de fondo que aún permanecen en algunos países del bloque emergente.

Compartir: