Compartir: 
Las dudas siguen pesando sobre el clima inversorLas dudas siguen pesando sobre el clima inversor

La renta variable se tambalea y los tipos de interés de la deuda pública estadounidense y alemana descienden. La semana estuvo dominada por el débil apetito de riesgo global, lo que comportó caídas generalizadas en las bolsas internacionales y descensos moderados de las rentabilidades de los bonos americanos y alemanes. En el plano bursátil, las pérdidas superaron el 2% en Europa, Japón y el bloque emergente. La apreciación del euro respecto al dólar, que llegó a superar la barrera de los 1,16$ por primera vez desde agosto de 2015, contribuyó a intensificar el correctivo en las plazas europeas. Por su parte, los índices de Wall Street mostraron más firmeza y las pérdidas semanales se situaron en el 0,5%. Buena parte de la debilidad que muestran los activos de riesgo obedece a la moderación o a la pausa de los factores de apoyo de las últimas semanas, como el repunte de los precios del crudo. Los flojos datos relativos a los beneficios corporativos de EE. UU., Europa y del área emergente han prolongado el desánimo inversor.

Los mercados financieros responden al empeoramiento político de Brasil, Turquía y Sudáfrica. El flanco político sigue siendo un foco de riesgo importante en los emergentes frágiles. En Brasil, el Tribunal Supremo destituyó al presidente del Congreso y Fitch rebajó nuevamente el rating debido a la incertidumbre política. En Turquía, el Primer Ministro dimitió, disconforme con la orientación política del país. En Sudáfrica, se han recrudecido las dudas sobre la supervivencia política del presidente Zuma, a quien se ha vinculado al uso irregular de fondos públicos. Como resultado, las divisas respectivas se depreciaron y, en el caso de Turquía, la yield del bono soberano repuntó.

Compartir: