Compartir: 
Los bancos centrales y el mercado de divisas acapararon el protagonismoLos bancos centrales y el mercado de divisas acapararon el protagonismo

Los bancos centrales y el mercado de divisas acapararon el protagonismo. Los mercados ajustaron sus expectativas de tipos de interés tras las declaraciones del BCE y el BoE, con un tono más hawkish. El BoE indicó que considerará una subida de tipos dada la evolución de la actividad económica y la inflación, mientras que el mercado avanzó a septiembre el anuncio del tapering del BCE. El consiguiente sell-off en deuda pública se tradujo en importantes repuntes en las TIR de largo plazo de la eurozona, que también arrastraron las treasuries estadounidenses. En este contexto, tanto el euro como la libra se revalorizaron en torno a un 2% frente al dólar. Semana de correcciones también en la renta variable. En EE. UU. el sector bancario se benefició de los buenos resultados de los test de estrés. En Europa, la resolución de Veneto Banca y Banca Popolare di Vincenza fue bien recibida por los inversores y apoyó las cotizaciones del sector bancario en el cómputo de la semana.

Recuperación del precio del petróleo. Un dato de inventarios en EE. UU. menor de lo esperado favoreció el ligero rebote en el precio del crudo. En particular, la cotización terminó la semana cerca de los 48 dólares por barril calidad Brent.

Prolongación en las entradas de capitales extranjeros hacia los emergentes. En particular, según estimaciones del IIF, los emergentes recibieron en junio 17.800 millones de dólares en cartera.

Compartir: