Compartir: 
Los bancos centrales y la libra esterlina mantienen a los inversores en viloLos bancos centrales y la libra esterlina mantienen a los inversores en vilo

El BCE confirma que está dispuesto a actuar para cumplir con su objetivo. El acta de la última reunión revela que contempla extender las medidas actuales de expansión hasta conseguir un aumento de la inflación. Como novedad, en dicha reunión se mencionó por primera vez que podría haber escasez de activos disponibles para las compras del QE, ya que el entorno de tipos muy bajos había «restringido claramente» los bonos elegibles.

Los inversores se preparan para una subida de tipos de la Fed en diciembre ante el buen dato del mercado laboral. La probabilidad que se otorga a una subida del fed funds rate en diciembre repuntó unos 4 p. p. en la semana y alcanzó el 64%. En paralelo, la bolsa estadounidense reaccionó con tibieza y descendió un 0,3% tras conocerse la noticia.

La libra esterlina, víctima de las renovadas dudas de los inversores sobre el brexit. La divisa británica cerró su peor semana desde el referéndum de junio, al depreciarse más de un 4% frente al dólar y alcanzar su menor nivel en más de 30 años. Los comentarios de Theresa May sobre unas negociaciones «duras» del brexit aceleraron la caída y la volatilidad. El viernes llegó a desplomarse más de un 6% en tan solo unos minutos por operaciones de trading automático. Esto muestra el nerviosismo y la incertidumbre que siguen rodeando la gestión del brexit.

Compartir: