Compartir: 
Los datos de actividad y sentimiento de EE. UU. siguen mostrando avances considerablesLos datos de actividad y sentimiento de EE. UU. siguen mostrando avances considerables

Los datos de actividad y sentimiento de EE. UU. siguen mostrando avances considerables. En el ámbito del sector inmobiliario, se iniciaron 1,3 millones de viviendas en febrero, en línea con el promedio histórico. Asimismo, el índice de sentimiento de los constructores (NAHB) subió en marzo hasta alcanzar un nuevo máximo poscrisis (71 puntos). Por otra parte, el índice manufacturero elaborado por la Fed de Filadelfia bajó ligeramente en marzo, pero todavía se sitúa en niveles muy elevados (32,8 puntos, frente a un promedio de 7,8 puntos en los últimos cinco años).

Las exportaciones japonesas se aceleran después de la ralentización temporal del mes anterior. En febrero, las exportaciones de bienes en términos nominales avanzaron un considerable 11,3% interanual (1,3% en enero), aupadas tanto por una mejora de los volúmenes como del precio de las exportaciones. Este crecimiento significativo comportó que el saldo comercial volviera a terreno positivo, tras anotar un déficit el mes anterior. A nivel regional, las exportaciones se vieron favorecidas por las ventas a China, que se aceleraron pronunciadamente. Por su parte, las exportaciones hacia EE. UU. siguieron mostrando avances contenidos, especialmente en coches.

La inflación sigue moderándose en Brasil y Rusia, repunta en India y marca máximos de siete años en México. Los datos de inflación de Brasil y Rusia siguieron en la senda de moderación de los últimos meses, situándose en el 4,8% (5,4% en enero) y 4,6% (5,0% en enero), respectivamente. En India, la inflación se emplazó en el 3,7% en febrero (3,2% en enero), gracias a la paulatina recuperación de la actividad, tras disiparse los efectos de la desmonetización, y al aumento de los precios de los alimentos. En cambio, en México la inflación continuó escalando a lomos del sector energético, con un registro de 4,9% en febrero (4,7% en enero), aunque otros componentes también anotaron incrementos notables, lo que sugiere que el efecto de la depreciación del peso empezó a llegar a los consumidores.

Compartir: