Compartir: 
Los datos de sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando avances considerables, aunque algunos indicadores de actividad ya muestran los efectos de los huracanesLos datos de sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando avances considerables, aunque algunos indicadores de actividad ya muestran los efectos de los huracanes

Los datos de sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando avances considerables, aunque algunos indicadores de actividad ya muestran los efectos de los huracanes. En particular, los índices manufactureros elaborados por la Fed de Nueva York y la de Filadelfia se mantuvieron en cotas altas en septiembre, por encima del promedio de los últimos tres años. Por el contrario, el índice de producción industrial o el número de viviendas iniciadas en agosto, se debilitaron ante los efectos disruptivos de los huracanes Harvey e Irma. Con todo, el impacto de los huracanes se estima contenido y temporal.

En China, el creciente y abultado nivel de deuda supone una fuente de riesgo importante a medio plazo. Este elevado nivel de apalancamiento (en torno al 260% del PIB) ha sido uno de los elementos que ha propiciado la rebaja del rating soberano de China por parte de S&P (de AA- a A+).

Compartir: