Compartir: 
Los datos siguen confirmando la solidez de la economía estadounidenseLos datos siguen confirmando la solidez de la economía estadounidense

Los datos siguen confirmando la solidez de la economía estadounidense. Así, según la tercera estimación del PIB del 4T 2017 que realizó el Bureau of Economic Analysis, la economía de EE. UU. creció un notable 0,7% intertrimestral (2,6% interanual), por encima de las anteriores estimaciones y del promedio de los últimos cinco años. En la misma línea, el índice de confianza del consumidor elaborado por el Conference Board bajó ligeramente, pero se mantuvo en un nivel muy elevado (127,7 puntos en marzo frente a los 120,5 promedio de 2017), y el indicador de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas también se situó en una cómoda zona expansiva (59,3 puntos en marzo), a pesar de la caída mensual.

Turquía crece más de lo esperado, pero la sostenibilidad del crecimiento es dudosa. En el 4T 2017 el PIB turco creció un sólido 7,3% interanual, por encima de lo previsto. Ello situó el crecimiento del conjunto de 2017 en un 7,4%, el más alto desde 2013. Con todo, esta senda es poco sostenible, toda vez que la economía muestra desequilibrios macroeconómicos importantes: la inflación se situó en el 10,3% en febrero y el déficit por cuenta corriente fue cercano al 5% en el 3T 2017.

El sentimiento empresarial de China repunta en marzo. Así, en marzo, el PMI de manufacturas elaborado por la Oficina Nacional de Estadística se situó en los 51,5 puntos y se recuperó tras el modesto registro de febrero (50,3 puntos). Por su parte, el PMI de servicios también mejoró (de 54,4 a 54,6 puntos).

Compartir: