Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía española
Los indicadores adelantados de actividad se debilitan ligeramenteLos indicadores adelantados de actividad se debilitan ligeramente

Los indicadores adelantados de actividad se debilitan ligeramente. El índice de sentimiento empresarial PMI del sector manufacturero se situó en los 52,4 puntos en agosto (54,0 en julio). Por el lado de la demanda, las ventas minoristas ralentizaron su ritmo de avance hasta el 1,1% interanual (2,3% en junio). Estos datos, ligeramente más débiles que los registros de meses precedentes, son coherentes con el escenario previsto de crecimiento robusto, pero algo menos vigoroso en la segunda mitad del año.

La inflación subió en agosto hasta el 1,6%. El aumento de 1 décima respecto al registro de julio se explica por la subida del precio de los carburantes. En los próximos meses, la inflación seguirá moderándose hasta situarse en torno al 1,0% a finales de año.

El saldo por cuenta corriente se situó en el 1,7% del PIB en junio, 19.295 millones de euros (acumulado de 12 meses), por encima de los 18.513 millones de julio de 2016, ante la mejora del superávit de bienes no energéticos y del turismo, y el menor déficit de rentas. En este sentido, en julio llegaron 10,5 millones de turistas internacionales, lo que supone un incremento del 9,8% interanual.

La concesión de crédito bancario evoluciona favorablemente. En julio, la nueva concesión de crédito a los hogares para la compra de vivienda avanzó un 16,6% interanual en el acumulado del año, lo que refleja la recuperación de la demanda del sector inmobiliario. Por su parte, el nuevo crédito al consumo sigue una suave tendencia de desaceleración, pero se mantiene en cotas elevadas (un 17,2% interanual en el acumulado del año). En cuanto a las empresas, el crédito a pymes sigue evolucionando favorablemente (8,0%) y las nuevas operaciones a grandes empresas crecieron por primera vez desde inicios de 2016 (0,2%).

Compartir: