Compartir: 
Los indicadores adelantados siguen apuntando a un avance muy robusto de la actividad económicaLos indicadores adelantados siguen apuntando a un avance muy robusto de la actividad económica

Los indicadores adelantados siguen apuntando a un avance muy robusto de la actividad económica. En mayo, el índice de la cifra de negocios del sector servicios avanzó un 7,9% interanual y su homólogo del sector industrial, un elevado 10,8% interanual. De cara al 3T, el índice de confianza empresarial muestra un aumento en el porcentaje de los empresarios que se declaran optimistas con el trimestre que comienza, lo cual augura continuidad en el buen momentum de la economía.

La inflación se modera en junio. El IPC general subió un 1,5% interanual, 4 décimas por debajo del avance de mayo, por la desaceleración del precio de los carburantes y de la electricidad (en términos interanuales). Sin embargo, la inflación subyacente (sin energía ni alimentos no elaborados) se situó en el 1,2%, 2 décimas por encima del registro de mayo, aupada por el aumento en los precios de ocio y de hoteles, cafés y restaurantes.

El mercado inmobiliario mantiene su ritmo de crecimiento. Las transacciones para la compra de vivienda crecieron un 12% interanual acumulado de 12 meses en mayo (un crecimiento muy similar al 11,8% de abril). La buena marcha de la actividad económica, el mantenimiento de las condiciones financieras acomodaticias y la pujanza de la demanda extranjera seguirán impulsando las compras de vivienda en los próximos trimestres.

El proceso de desapalancamiento del sector privado sigue su curso. En el 1T 2017 se mantuvo la tendencia descendente de la deuda de los hogares y de las sociedades no financieras, que se situó en el 63,4% y el 101,7% del PIB, respectivamente. De cara a los próximos trimestres se espera que el fuerte crecimiento del PIB en términos nominales permita que el desapalancamiento continúe y sea compatible con un incremento en los flujos de crédito nuevo hacia las familias y las empresas.

Compartir: