Compartir: 
Los indicadores de actividad se mantuvieron robustos en mayoLos indicadores de actividad se mantuvieron robustos en mayo

Los indicadores de actividad se mantuvieron robustos en mayo. Más concretamente, el índice de la cifra de negocios del sector industrial creció un 5,1% interanual (media móvil de tres meses), un ritmo de avance algo superior al del mes anterior (4,8%). Por su parte, la facturación en el sector servicios subió un sólido 5,4% interanual. En la misma línea, la entrada de pedidos en la industria repuntó 1,1 p. p. respecto al mes anterior y avanzó un 5,1% gracias al aumento de los pedidos de fuera de la eurozona. Todo ello sugiere que la economía sigue creciendo de forma significativa.

El Gobierno relaja la senda de consolidación fiscal. Los nuevos objetivos de déficit se sitúan en el 2,7% del PIB en 2018 y en el 1,8% en 2019, 0,5 p. p. por encima del objetivo fijado anteriormente. Por administraciones, se ha dado la mayor parte del nuevo margen a las comunidades autónomas (+0,2 p. p.) y a la Seguridad Social (+0,2 p. p.). Asimismo, se ha fijado el techo de gasto en 125.064 millones de euros, un 4,4% más que el pasado año. En este contexto, la deuda del conjunto de las Administraciones públicas se situó en mayo en los 1.155 miles de millones de euros, lo que representa un incremento del 2,7% respecto a mayo de 2017.

El saldo comercial de bienes empeoró en mayo. En concreto, el déficit (del 2,3% del PIB en el acumulado de 12 meses) se situó 4 décimas por encima del registrado durante el mismo periodo de 2017. Este deterioro se debió, en buena parte, al fuerte avance de las importaciones, que a su vez se vieron aupadas por la solidez de la demanda interna así como por el encarecimiento del petróleo. En positivo, no obstante, las exportaciones mantuvieron un buen tono (5,4% en el acumulado de 12 meses).

Compartir: