Compartir: 
Los indicadores de actividad y sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando a avances notables en el 3TLos indicadores de actividad y sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando a avances notables en el 3T

Los indicadores de actividad y sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando a avances notables en el 3T. En concreto, los índices manufactureros elaborados por la Fed de Nueva York y de Filadelfia de octubre se mantuvieron en territorio expansivo, y significativamente por encima del promedio de largo plazo. En la misma línea, las ventas minoristas y el índice de producción industrial también avanzaron de forma considerable en septiembre. Estos buenos datos corroboran la buena marcha de la economía estadounidense en la segunda mitad del año y apoyan la senda de subidas prevista por la Fed.

Se confirma la desaceleración china. En concreto, el PIB de China creció un 6,5% interanual en el 3T 2018. Aunque se trata de un ritmo de crecimiento notable, se sitúa 2 décimas por debajo del del trimestre anterior y confirma que el país se está desacelerando, ante un cierto enfriamiento de la demanda interna y la mayor incertidumbre a nivel global. De hecho, el índice de actividad de CaixaBank Research de la economía china sugiere que la ralentización podría ser algo más pronunciada de lo que sugieren los datos oficiales. De cara a los próximos trimestres prevemos que la economía asiática continúe desacelerándose, aunque de forma gradual. En este contexto, las autoridades chinas proseguirán con sus medidas expansivas, como inyecciones de liquidez en los mercados y un mayor impulso a la inversión en infraestructuras, para evitar que la desaceleración sea más pronunciada. Por otra parte, la producción industrial se ralentizó en septiembre y creció un 5,8% interanual (6,1% en agosto), mientras que las ventas minoristas crecieron un 9,2% (9,0% en agosto).

Compartir: