Compartir: 
Los indicadores de sentimiento apuntan a una ligera aceleración del crecimiento en el 1TLos indicadores de sentimiento apuntan a una ligera aceleración del crecimiento en el 1TLos indicadores de sentimiento apuntan a una ligera aceleración del crecimiento en el 1T

Los indicadores de sentimiento apuntan a una ligera aceleración del crecimiento en el 1T. El índice de sentimiento empresarial PMI del sector manufacturero se situó en los 54,8 puntos en promedio en el 1T (54,4 en el 4T) y su homólogo del sector servicios en los 56,7 puntos (54,9 en el 4T). Se cierra, así, un trimestre en el que el crecimiento económico siguió muy robusto. En este sentido, es posible que el avance del PIB en el 1T haya superado el del 4T (que fue del 0,7% intertrimestral).

El ritmo de creación de empleo se mantuvo elevado en marzo, con un ascenso de 73.941 personas (dato desestacionalizado). Este aumento permitió que la tasa de variación interanual se acelerara 1 décima hasta el 3,5%. La buena evolución del número de afiliados fue generalizada en la mayoría de sectores de actividad. Merece especial atención el sector de la hostelería que, con un avance del 4,7% interanual, no parece haber notado el hecho de que este año la Semana Santa cae íntegramente en abril (el año pasado cayó en marzo). El empleo en el sector de la construcción también se mostró más dinámico y se espera que continúe recuperándose a lo largo del año. El paro registrado, por su parte, bajó en 30.819 personas (dato desestacionalizado), de forma que su ritmo de descenso se mantuvo en un elevado 9,6% interanual.

La tasa de ahorro de los hogares se situó en el 7,7% de la renta bruta disponible en 2016. Este registro, 5 décimas por debajo del del año anterior, se explica por un crecimiento de la renta bruta disponible (2,5%) inferior al crecimiento del consumo de los hogares (3,0%). Prevemos que en los próximos trimestres el consumo privado siga avanzando con fuerza, aupado por la creación de ocupación y las buenas condiciones de financiación.

Compartir: