Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
Los indicadores de sentimiento de la eurozona repuntan en noviembreLos indicadores de sentimiento de la eurozona repuntan en noviembreLos indicadores de sentimiento de la eurozona repuntan en noviembreLos indicadores de sentimiento de la eurozona repuntan en noviembre

Los indicadores de sentimiento de la eurozona repuntan en noviembre. En particular, el índice de sentimiento empresarial compuesto (PMI) de la eurozona alcanzó los 57,5 puntos (56 puntos en octubre), con avances tanto en el sector manufacturero como en el de servicios. Por países, destaca la mejora de los indicadores en Alemania y Francia, que subieron 1 y 2,7 puntos hasta alcanzar los 57,6 y 60,1 puntos, respectivamente.

La confianza del consumidor continúa mejorando. Así lo demuestra el indicador de la Comisión Europea, que subió 1,2 puntos hasta alcanzar los 0,1 puntos, el nivel más alto de los últimos 15 años. Este dato se suma al conjunto de indicadores que apuntan un buen comportamiento de la economía de la eurozona en el 4T.

Economía portuguesa

El indicador de clima económico se estabilizó en octubre. Dicho indicador se situó en 2,1 puntos por tercer mes consecutivo, después de registrar en julio un máximo histórico de 2,2 puntos. Este registro apunta al mantenimiento de un ritmo de crecimiento robusto de la economía en el segundo semestre, aunque con una leve desaceleración. El indicador de inversión, por su parte, se situó en 9,5 puntos en septiembre, cuarto mes consecutivo de retroceso, lo que refleja una menor inversión en maquinaria y equipos. Este desempeño está en consonancia con la esperada ralentización del ritmo de crecimiento de la inversión en el 3T y 4T 2017.

El proceso de desapalancamiento del sector privado prosiguió en el 3T. En dicho trimestre, el endeudamiento del sector privado representaba el 212,2% del PIB, una reducción de 52,5 p. p. respecto al máximo observado en marzo de 2013 y de 6,7 p. p. en relación con el 3T 2016. Esta evolución refleja la importante reducción de los niveles de endeudamiento tanto de las empresas privadas como de los particulares. En el caso de las empresas, la ratio de apalancamiento se situó en el 137,7% del PIB en septiembre, 3,5 p. p. menos que en el mismo periodo del año pasado. En el caso de los particulares, la ratio cayó hasta el 74,5% del PIB, una reducción de 3,2 p. p. respecto a septiembre de 2016.

Compartir: