Compartir: 
Los indicadores de sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos de la actividad, a pesar de los efectos de los huracanesLos indicadores de sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos de la actividad, a pesar de los efectos de los huracanes

Los indicadores de sentimiento económico de EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos de la actividad, a pesar de los efectos de los huracanes. En septiembre, el índice de confianza del consumidor elaborado por el Conference Board retrocedió ligeramente hasta los 119,8 puntos (–0,6 puntos), pero todavía se situó cerca del máximo de los últimos 16 años. En este sentido, parece que los efectos temporales que los recientes desastres naturales tendrán sobre la actividad económica estadounidense serán contenidos.

La inflación japonesa aumentó ligeramente, aunque todavía se sitúa en cotas bajas. Así, la inflación general se emplazó en el 0,7% en agosto, 2 décimas por encima del registro de julio; y la subyacente (sin alimentos frescos ni energía) aumentó hasta el 0,2% (0,1% en julio). A pesar de la mejora, el avance de los precios todavía se sitúa muy lejos del objetivo del 2% marcado por el BoJ. En este contexto, no sorprende que la institución monetaria mantuviera sus parámetros acomodaticios en su última reunión de septiembre.

Los indicadores de sentimiento económico de China muestran un buen tono en la antesala del Congreso del Partido Comunista. El índice de sentimiento empresarial de manufacturas (PMI) elaborado por la Oficina Nacional de Estadística alcanzó los 52,4 puntos en septiembre (51,7 en agosto). Su homólogo de servicios también registró un avance significativo al pasar de los 53,4 puntos en agosto a los 55,4 puntos en septiembre.

Compartir: