Compartir: 
Los indicadores de sentimiento económico muestran una salud envidiable a nivel globalLos indicadores de sentimiento económico muestran una salud envidiable a nivel globalLos indicadores de sentimiento económico muestran una salud envidiable a nivel global

Los indicadores de sentimiento económico muestran una salud envidiable a nivel global. Así, en enero, el índice de sentimiento empresarial (PMI) compuesto alcanzó su mejor registro (54,6 puntos) desde marzo de 2011 y se mantuvo en una confortable zona expansiva. Los avances fueron generalizados y se produjeron tanto en las economías avanzadas como en las emergentes. A nivel regional, destacaron los fuertes registros de la eurozona y de la economía japonesa. Estos datos indican que el buen ritmo de crecimiento de la actividad económica se mantiene en el tramo inicial de 2018.

China: el sector exterior mantiene su vigor intacto. En particular, las exportaciones (en términos nominales y en dólares) crecieron un 11,1% interanual en enero (10,9% en diciembre), lo que comporta un avance del 8,8% en el acumulado de 12 meses. Estos buenos datos reflejan, en buena medida, la robustez de la demanda global. Las importaciones, por su parte, aumentaron un 36,9% interanual en enero. Con todo, estos datos deben analizarse con precaución ante las distorsiones que genera el cambio de fecha por las festividades del Nuevo Año chino (este año será a mitades de febrero y en 2017 cayó a finales de enero).

Los indicadores de sentimiento empresarial de EE. UU. siguen apuntando a avances robustos al inicio de 2018. En particular, el ISM de servicios aumentó considerablemente hasta los 59,9 puntos en enero, significativamente por encima del límite de los 50 puntos. Este buen registro se unió al buen dato del ISM de manufacturas (59,1 puntos). Todo apunta, por tanto, a que el ritmo de crecimiento de la actividad económica estadounidense se mantiene vigoroso y en torno al 4%.

Compartir: