Compartir: 
Los indicadores económicos de EE. UU. siguen apuntando a crecimientos sólidosLos indicadores económicos de EE. UU. siguen apuntando a crecimientos sólidos

Los indicadores económicos de EE. UU. siguen apuntando a crecimientos sólidos. En particular, el índice de confianza del consumidor elaborado por el Conference Board aumentó muy por encima de lo esperado en febrero y se situó en el máximo desde noviembre de 2000 (130,8 puntos). En la misma línea, el índice de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas escaló hasta los 60,8 puntos en febrero, alcanzando un nuevo máximo en este nuevo ciclo expansivo.

El sentimiento empresarial de China flaquea. Así, en febrero, el PMI de manufacturas elaborado por la Oficina Nacional de Estadística se situó en los 50,3 puntos (51,3 en enero). Se trata de un descenso más elevado de lo esperado que refleja en parte las distorsiones de las festividades del Nuevo Año Chino. Sin embargo, en otros años en los que esta celebración se produjo en fechas similares, el descenso del PMI fue menor. Con todo, el índice de manufacturas elaborado por Caixin subió ligeramente. Por su parte, el PMI de servicios también retrocedió (de 55,3 a 54,4 puntos).

Brasil y la India siguen trayectorias dispares. A Brasil le sigue costando recuperar el ritmo de actividad. En el 4T, el crecimiento intermensual del PIB fue de solo 1 décima (2,1% interanual), un avance mínimo que se explica fundamentalmente por el retroceso de las exportaciones y por cierto debilitamiento del consumo. Con este dato se cierra 2017 como el primer año en el que la economía crece (1,0%) desde 2014. Por su parte, el PIB de la India creció un sólido 7,2% interanual en el 4T, lo que arroja un cómputo global para 2017 del 6,4%. Con este avance en el último trimestre del año, la India confirma que ha dejado definitivamente atrás los dos shocks de naturaleza temporal (desmonetización y reforma del impuesto de bienes y servicios) que lastraron su crecimiento en los tres primeros trimestres de 2017. 

Compartir: