Compartir: 
Los indicadores económicos en EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos en el 3TLos indicadores económicos en EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos en el 3T

Los indicadores económicos en EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos en el 3T. Así, en septiembre, el índice de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas se emplazó en los 59,8 puntos, una muy cómoda zona expansiva (por encima de los 50 puntos), a pesar de la caída mensual. Por su parte, su homólogo de servicios aumentó con fuerza hasta los 61,6 puntos, alcanzando con ello su valor máximo desde el inicio de la serie en 1997. En el ámbito laboral, se crearon 134.000 puestos de trabajo, un dato significativo, en especial, ante la cercanía de la economía al pleno empleo; la tasa de paro bajó hasta el 3,7% (el menor nivel desde 1969), y los salarios aumentaron un 2,8% interanual. Todo ello afianza las buenas perspectivas de la economía estadounidense para lo que queda de 2018 (la previsión de CaixaBank Research se sitúa en el 2,8% para el cómputo anual).

El indicador de sentimiento empresarial de Japón vuelve a debilitarse, aunque todavía se emplaza en un nivel considerable (en línea con el promedio de 2017). Así, el índice Tankan, que mide el sentimiento empresarial, volvió a caer en el 3T. En particular, el índice para las grandes empresas manufactureras se situó en los 19 puntos (21 en el 2T). Tres elementos están detrás de este leve deterioro: los desastres naturales que se produjeron en las islas japonesas este pasado verano, la subida del precio del petróleo y las tensiones comerciales a nivel global.

Compartir: