Compartir: 
Los índices de sentimiento confirman que la preocupación por la desaceleración del crecimiento en la eurozona es fundadaLos índices de sentimiento confirman que la preocupación por la desaceleración del crecimiento en la eurozona es fundadaLos índices de sentimiento confirman que la preocupación por la desaceleración del crecimiento en la eurozona es fundadaLos índices de sentimiento confirman que la preocupación por la desaceleración del crecimiento en la eurozona es fundada

Los índices de sentimiento confirman que la preocupación por la desaceleración del crecimiento en la eurozona es fundada. Así, el índice PMI compuesto en la eurozona bajó hasta los 51,1 puntos en diciembre (52,7 en noviembre), el registro más bajo en algo más de cuatro años. El dato queda matizado por el efecto de las protestas de los Chalecos Amarillos en Francia (que se espera que sea temporal), pero preocupa que el PMI de Alemania también haya caído de forma significativa (hasta los 51,6 puntos).

La inflación en la eurozona continuó a la baja en diciembre, y se emplazó en el 1,6%, 3 décimas por debajo del registro del mes anterior. Ello se debió, en parte, a la moderación en el avance del componente energético (que creció un 5,5% interanual, 3,6 p. p. por debajo del registro de noviembre). Por su parte, la inflación subyacente se mantuvo estable en el 1,1%. Por países, se ha observado una tendencia bajista generalizada, principalmente causada por los precios energéticos. Así, la inflación general (no armonizada) en España cayó 5 décimas hasta el 1,2%, mientras que en Portugal descendió 2 décimas hasta el 0,7%.

Economía portuguesa

Las cuentas públicas mantuvieron la tendencia de mejora frente al mismo periodo del año anterior. En concreto, el saldo presupuestario se situó en un déficit de 624 millones de euros en el acumulado de enero a noviembre. Ello equivale a un –0,3% del PIB, sustancialmente por debajo del –1,1% del PIB alcanzado en noviembre de 2017. Esta mejora se explica por el considerable incremento de los ingresos (+5,4% interanual), que siguieron beneficiándose del robusto entorno económico. En el lado de los gastos (+3,3% interanual) destacó el desembolso de la paga extra de Navidad a los funcionarios en noviembre.

La confianza de los consumidores volvió a disminuir, pero sigue en niveles favorables. El indicador de confianza cayó hasta los –2,2 puntos en diciembre (promedio de los tres últimos meses), pero se mantuvo considerablemente por encima del promedio histórico (–22,2). En el mismo periodo, el indicador del clima económico disminuyó ligeramente hasta los 2,2 puntos (2,3 en noviembre), debido a la reducción de la confianza en el comercio y los servicios.

La tasa de morosidad disminuyó hasta el 11,3% en el 3T, lo que supone un total de 31.171 millones de euros de créditos morosos. Ello representa una reducción de 0,5 p. p. frente al registro del 2T. Esta se debió, en gran medida, al segmento del crédito a la vivienda y a empresas.

Compartir: