Compartir: 
Los mensajes de Draghi acaban por sobresaltar a los inversoresLos mensajes de Draghi acaban por sobresaltar a los inversores

El BCE reitera su compromiso de implementar las compras de bonos en su totalidad. La autoridad monetaria hizo hincapié en la mejora de las condiciones financieras y monetarias de la eurozona tras la puesta en marcha del QE soberano. En este sentido, Mario Draghi señaló que la recuperación ganaría amplitud, si bien indicó que su fortaleza ha perdido cierto vigor. Además, insistió de nuevo en que el debate sobre la finalización del QE es del todo prematuro, tal y como ponen de manifiesto las previsiones económicas publicadas por la entidad (que incorporan los efectos del QE hasta septiembre de 2016). En particular, el BCE sigue contemplando un escenario de alzas graduales de los registros de inflación (0,3% en 2015, 1,5% en 2016 y 1,8% en 2017) y crecimiento (1,5%, 1,9% y 2,0%).

Reacción desfavorable de los mercados frente a la pasividad del BCE ante las últimas dosis de volatilidad. Draghi declaró que los inversores "deben acostumbrarse" a un escenario de mayor volatilidad, lo que intensificó las ventas de deuda soberana. La yield del bund llegó a alcanzar el umbral del 1,0%. Las bolsas cerraron la semana con caídas cercanas al 1,5% y el euro se fortaleció hasta los 1,13 dólares, aunque el sólido dato de empleo en EE. UU. devolvió el cruce a los 1,11 dólares.

En su reunión semestral, la OPEP mantiene el nivel de producción en línea con lo esperado. El Brent reaccionó con caídas y se acercó a la referencia de los 60$/barril.

Compartir: