Compartir: 
Los mercados acogen con optimismo contenido las actuaciones del Banco de InglaterraLos mercados acogen con optimismo contenido las actuaciones del Banco de Inglaterra

El Banco de Inglaterra (BoE) adopta un amplio paquete de estímulos monetarios y sorprende a buena parte de los inversores. La entidad no titubeó y anunció el lanzamiento de diversas medidas expansivas con el fin de atajar los riesgos que se ciernen sobre la economía británica tras el brexit. Además del recorte de 25 p.b. del tipo oficial hasta el 0,25%, ampliamente descontado por el mercado, el organismo recurrió a las medidas de corte no convencional. En concreto, el BoE comprará a lo largo de los próximos meses deuda pública y privada (QE) por un importe de 70.000 millones de libras. En paralelo, el gobernador del banco central, M. Carney, anunció la puesta en marcha de una facilidad de préstamo de 100.000 millones para la banca con el objetivo de mejorar la transmisión de los bajos tipos de interés a familias y empresas. Los mercados bursátiles europeos reaccionaron con alzas moderadas ante las medidas del BoE, aupadas por los avances del sector bancario. Esta última circunstancia viene explicada en gran parte por la disposición del banco central de no adoptar una política de tipos negativos. Por su parte, las yields soberanas flexionaron a la baja tras las actuaciones del BoE, especialmente en Reino Unido, y la libra se depreció cerca de un 2% frente al euro y al dólar.

La rentabilidad del Bono español a 10 años se acerca al 1,00%. Este emblemático nivel supone batir el anterior mínimo histórico alcanzado a principios de 2015, a pesar de la prolongada incertidumbre política y de las advertencias de la Comisión Europea sobre los grandes desafíos en materia de ajuste presupuestario.

Compartir: