Compartir: 
Los mercados consiguen revertir el modo risk-off generado por las tensiones en el plano políticoLos mercados consiguen revertir el modo risk-off generado por las tensiones en el plano político

Los mercados consiguen revertir el modo risk-off generado por las tensiones en el plano político. Al inicio de la semana, las rentabilidades de los bonos soberanos estadounidense y alemán de largo plazo prolongaron la inercia bajista de las jornadas anteriores, a la par que aumentaban las primas de riesgo europeas. En este contexto, las cotizaciones del sector bancario europeo bajaron. La convocatoria de elecciones generales en Reino Unido para el 8 de junio provocó una apreciación de la libra que lastró el FTSE 100 varias jornadas. No obstante, los primeros resultados empresariales y la lectura optimista de las conclusiones del Beige Book de la Fed renovaron el soporte al momentum de crecimiento, y contribuyeron a revertir la tendencia bajista. Las principales TIR soberanas reanudaron la senda ascendente que habían abandonado con el episodio de búsqueda de activos refugio, y el sector bancario (más sensible al actual entorno de mercado) volvió a estar al frente de los ascensos. Finalmente, la primera ronda de las elecciones presidenciales francesas confirmó el pase a la segunda vuelta de Macron y LePen, que se celebrará el 7 de mayo. De acuerdo con los sondeos disponibles, el candidato Macron se debería imponer.

El precio del petróleo se mantuvo débil a pesar de la posible extensión en los recortes de producción de la OPEP. Así, el precio del crudo cerró la semana en los 52 dólares por barril calidad Brent. En el mercado de divisas, el euro exhibió una sólida tendencia al alza frente al dólar, afianzando el cruce por encima del 1,07. Por su parte, la mayoría de divisas emergentes se mantuvo relativamente estable. La excepción fue el peso mexicano, que continuó recuperándose hasta situarse en niveles previos a la victoria de Trump (en los 18,6 pesos por dólar).

Compartir: