Compartir: 
Los mercados financieros se recuperan tras unas semanas con comportamientos erráticosLos mercados financieros se recuperan tras unas semanas con comportamientos erráticos

Los mercados financieros se recuperan tras unas semanas con comportamientos erráticos. Así, el S&P 500 estadounidense avanzó un 2,4%, mientras que en Europa los índices de referencia de Alemania, España y el Reino Unido crecieron por encima del 1,4%. La única excepción a esta dinámica positiva se produjo en Italia, donde la mayor probabilidad de formación de un gobierno euroescéptico ha influido en las pérdidas del 0,7% de la bolsa italiana. Por su parte, los índices emergentes registraron avances significativos. Destacaron la bolsa brasileña y china con un crecimiento del 2,5% y del 2,3%, respectivamente.

La decisión estadounidense de abandonar el acuerdo nuclear con Irán presiona al petróleo al alza. Así, el petróleo, que se halla en una tendencia alcista desde marzo, se ha aupado hasta el nivel de los 77 dólares por barril. El detonante del repunte más reciente ha sido la decisión de EE. UU. de retirarse del acuerdo nuclear con Irán, a la que han seguido un recrudecimiento de las escaramuzas entre tropas de Israel y de Irán en territorio sirio. El petróleo parece estar descontando sobre todo un aumento de la incertidumbre geopolítica en una región crítica para el suministro global. En cambio, el impacto directo de una posible menor oferta de petróleo de Irán es relativamente acotado, dado que puede ser compensado sin excesivas dificultades por Arabia Saudí y Rusia, países que ya han mostrado su predisposición a aumentar su producción.

La crisis cambiaria argentina desemboca en una petición de ayuda financiera en el FMI. Durante la semana pasada, el peso argentino se depreció un 6,1% respecto al dólar, con lo que suma una caída del orden del 14% desde que se inició la crisis cambiaria a finales de abril. La semana tuvo su momento clave el martes, cuando el peso llegó a caer un 6% y el presidente Macri anunció una petición de ayuda financiera al FMI. Se abre ahora un periodo de notable incertidumbre, tanto por el alcance de un programa de ajuste que, dados los desequilibrios macroeconómicos (inflación elevada, déficit por cuenta corriente y déficit público) que el país padece previsiblemente será duro, como por la capacidad efectiva del país de llevarlo a cabo.

Compartir: