Compartir: 
Más estímulos monetarios en la eurozona para combatir la persistencia de la baja inflaciónMás estímulos monetarios en la eurozona para combatir la persistencia de la baja inflación

El BCE anuncia nuevas medidas expansivas pero no cumple con las expectativas generadas. La institución decidió incrementar la laxitud monetaria ante la persistencia de los factores que amenazan con ralentizar la consecución de los objetivos de inflación. En concreto, el BCE recortó el tipo de depósito en 10 p. b., hasta el -0,30%, extendió la vigencia del QE hasta, como mínimo, marzo de 2017 y anunció la inclusión en el mismo de la deuda regional y local. Además, reinvertirá el principal de los bonos a medida que estos vayan venciendo y extenderá las subastas ilimitadas de liquidez hasta finales de 2017. Sin embargo, la actuación del BCE quedó lejos de las expectativas de los inversores, lo que generó caídas abultadas en las bolsas europeas y alzas pronunciadas en los tipos de interés de la deuda pública y del mercado interbancario. Por su parte, el euro reaccionó con fuertes avances y se situó en los 1,09 dólares.

El FMI incluirá al yuan en la cesta de monedas que determina el valor del activo de reserva del organismo (SDR, por sus siglas en inglés). De este modo, la divisa china se sumará al dólar, al euro, al yen y a la libra esterlina. El dictamen del FMI es un reconocimiento a las reformas emprendidas por las autoridades chinas para modernizar sus sistemas monetario y financiero. La decisión será efectiva en octubre de 2016. 

Compartir: