Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalMercados financieros
Mejora el sentimiento en los mercados internacionalesMejora el sentimiento en los mercados internacionales

Mejora el sentimiento en los mercados internacionales. Tras las pérdidas sufridas a lo largo de agosto y principios de septiembre, la semana pasada las principales bolsas de las economías avanzadas y emergentes volvieron a registrar ganancias (S&P 500, +1,2%; Eurostoxx 50, +1,6%, e índice MSCI para el conjunto de los emergentes +0,5%). En el mercado de divisas, la mayoría de las monedas emergentes frenaron su depreciación y se fortalecieron respecto al dólar (con las excepciones destacadas de Brasil y Argentina). La apreciación fue especialmente significativa en Turquía, donde la lira se apreció cerca de un 4% frente al dólar, apoyada en una fuerte subida del tipo oficial del banco central (+625 p. b., hasta el 24,0%).

El BCE reitera la visión positiva del escenario y prosigue con su hoja de ruta. El Banco Central Europeo centró la reunión en analizar tanto la moderación del crecimiento de la eurozona en el primer semestre del año como el repunte de aversión al riesgo vivido a lo largo del verano. La institución monetaria puntualizó que la desaceleración del crecimiento se debe a una moderación de la demanda exterior (tras un 2017 muy positivo) y recalcó que la dinámica de fondo de la economía, respaldada en el consumo privado y la inversión, es robusta. Además, según el BCE, las turbulencias financieras no han provocado un contagio significativo (ni en el caso de los emergentes, donde se han concentrado en las economías con desequilibrios, ni con el repunte de la prima de riesgo italiana, que no ha repercutido sustancialmente sobre el resto de la eurozona). Con esta lectura, el BCE reiteró la hoja de ruta anunciada en junio y recordó que las compras netas de activos se reducirán a 15.000 millones de euros en octubre y terminarán a finales de diciembre. Por último, también recordó la intención de no modificar los tipos de interés oficiales antes del fin del verano de 2019 y la voluntad de mantenerse presente en los mercados mediante la reinversión de los vencimientos por un largo periodo de tiempo.

S&P mantiene la nota crediticia de Portugal en BBB– pero mejora su perspectiva de estable a positiva, con lo que abre la puerta a aumentar la nota del crédito soberano de Portugal en los próximos trimestres.

Compartir: