Compartir: 
Nuevo paso adelante en la reforma de la UENuevo paso adelante en la reforma de la UENuevo paso adelante en la reforma de la UENuevo paso adelante en la reforma de la UENuevo paso adelante en la reforma de la UE

Nuevo paso adelante en la reforma de la UE. Antes de la reunión del Consejo Europeo (28-29 de junio), Francia y Alemania acuerdan una serie de propuestas, entre las que destacan: la creación de un presupuesto para la eurozona, distinto del de la UE; la transformación del Mede en un Fondo Monetario Europeo, y medidas para gestionar la crisis migratoria. En conjunto, y a falta de mayor detalle, estas propuestas suponen un progreso hacia una mayor integración europea, aunque no recogen la totalidad de propuestas iniciales de Macron. Asimismo, en la reunión del Eurogrupo de junio, los países miembros acordaron la concesión de medidas de alivio de la deuda a Grecia. Concretamente, se acordó una extensión de 10 años de los vencimientos y periodos de amortización de los préstamos oficiales, con posibilidad de mayores extensiones en un futuro para garantizar que las necesidades brutas de financiación del país se mantengan contenidas.

Los indicadores de sentimiento económico de la eurozona apuntan a un crecimiento firme en el 2T. Concretamente, el índice PMI compuesto repuntó en junio hasta los 54,8 puntos, 0,7 puntos por encima del registro de mayo y en zona claramente expansiva (por encima de los 50 puntos). Por otra parte, la confianza del consumidor, aunque disminuyó hasta los –0,5 puntos en junio (0,2 en mayo), se mantiene claramente por encima del promedio de 2017 (–2,5 puntos).

El saldo por cuenta corriente de la eurozona aumenta. Así, el superávit por cuenta corriente (acumulado de 12 meses) se situó en los 413.745 millones de euros en abril, un registro equivalente al 3,7% del PIB y superior a los 361.259 millones de euros alcanzados en abril de 2017. De cara a los próximos meses, esperamos que el superávit se mantenga en un nivel similar al actual, apoyado por el dinamismo de la actividad global.

Economía portuguesa

La capacidad de financiación de la economía se mantiene sin cambios en el 1T 2018 (1,2% del PIB). Destacó la mejora en la necesidad de financiación del sector público, que disminuyó sustancialmente: del 3,8% al 0,7%. Con todo, esta mejora se debió, en buena parte, al efecto negativo que la operación de recapitalización de Caixa Geral de Depósitos supuso para 2017. Por su parte, la capacidad/necesidad de financiación de los hogares y las sociedades no financieras se deterioró muy ligeramente. En este contexto, la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 5,1% de la renta disponible, 0,2 p. p. por debajo del registro del 4T 2017, ante una expansión más fuerte del consumo que de la renta disponible.

Los indicadores económicos muestran una mejora de la actividad en el 2T 2018. En concreto, el indicador de actividad económica aumentó un 2,9% interanual en mayo, el mayor ritmo desde principios de año, ante la mejora de los indicadores de actividad de la industria y la construcción. En la misma línea, el indicador de clima económico, que resume el sentimiento en los diversos sectores, aceleró su avance hasta el 2,3% en mayo, reflejo de la mejora del sentimiento en el comercio y la construcción. En este contexto, el Banco de Portugal continúa anticipando que el PIB real crecerá un sólido 2,3% en 2018, mientras que eleva al 1,4% la previsión de la inflación (promedio anual) y reduce la estimación de la tasa de desempleo hasta el 7,2%.

Los precios de la vivienda aceleran su crecimiento a principios de año. Así, en el 1T 2018, el índice de precios aumentó un 12,2% interanual, lo que supuso una aceleración de 1,7 p. p. respecto al ya sólido avance del trimestre anterior.

Compartir: