Colección Estudios Económicos


  • España y el euro: riesgos y oportunidades

    NÚMERO 9

    El euro es un tema de gran actualidad en estos momentos y lo será todavía más en los próximos meses y en los próximos años. Se trata de un reto de más envergadura que el mismísimo Plan de Estabilización de 1959 o la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea en 1986, acontecimientos que, junto con la crisis del petróleo, han sido los que más han marcado a la economía española en los últimos cuarenta años.

    Para profundizar en el conocimiento de los riesgos y oportunidades que supone la incorporación de España al proyecto del euro el profesor Joaquim Muns, catedrático de organización económica internacional de la Universidad de Barcelona, aceptó la tarea de editor y coordinador de la presente monografía, compuesta por una serie de artículos de diferentes autores, y en la que él mismo colabora con un artículo que recorre la trayectoria de la Unión Económica y Monetaria desde el Plan Werner hasta el Pacto de Estabilidad aprobado en la reciente cumbre de Dublín.

    Susan M. Collins, miembro de la prestigiosa Brookings Institution y profesora de economía en la Georgetown University, aporta al estudio la tradicionalmente incrédula perspectiva americana respecto a la consecución de una unión monetaria entre tantos y tan variados países. Manuel Conthe, ex secretario de Estado de economía y consejero de la Representación de España ante las Comunidades Europeas, analiza las ventajas y los riesgos de la adhesión a la moneda única, reconociendo la superioridad de las primeras. Juergen B. Donges, catedrático de economía de la Universidad de Colonia y miembro del Consejo de expertos económicos del canciller Kohl, aporta una visión un tanto escéptica sobre el proyecto de la moneda única, subrayando las dificultades que han surgido en el cumplimiento de los criterios de convergencia. José Luis Feito, embajador jefe de la Delegación Permanente de España ante la OCDE, rebate las principales objeciones invocadas en contra de la participación de España en la UEM.José Luis Oller-Ariño, director general de MEFF, realiza un análisis crítico de la sabiduría convencional respecto a la unión monetaria y aboga por una aceleración de las reformas estructurales para no agravar el nivel de desempleo, y por último Alfredo Pastor, ex secretario de Estado de economía y profesor del IESE, considera que para que la incorporación sea un éxito, se requiere además de la necesaria capacidad de adaptación, un mayor grado de cohesión social y la asunción de un proyecto colectivo apropiado.

  • El futuro de las pensiones en España: hacia un sistema mixto

    NÚMERO 08

    El debate sobre la reforma de las pensiones en España sigue abierto, aunque el horizonte político para su reforma se haya cerrado hasta el año 2000 con la firma, el día 9 de octubre de 1996, de los acuerdos derivados del Pacto de Toledo. En dicho debate comienza a tomar cuerpo la idea de facilitar algún tipo de transición desde la situación actual, caracterizada por una predominancia absoluta del sistema público de reparto, hacia una situación radicalmente distinta en la que, como mínimo, con el anterior sistema, conviva otro sistema de pensiones privadas de capitalización obligatoria. Este extremo admite múltiples versiones, desde la privatización total de las pensiones hasta, por ejemplo, un sistema mixto en el que cada uno de los anteriores proporcione una parte sustantiva de la pensión final. En cualquier caso, lo importante son las razones para iniciar una transición de ese tipo ya que, en función de su gravedad, se establecería la combinación más conveniente.

    Por este motivo, el Servicio de Estudios de "la Caixa" se ha dirigido de nuevo a FEDEA para que a partir del modelo que sirvió para elaborar un anterior número de esta colección ("La reforma del sistema público de pensiones en España"), ensaye ahora los efectos y los resultados de una de las posibles alternativas al sistema público de reparto. El resultado ha sido esta nueva monografía, que al igual que la dedicada a la reforma del actual sistema, no pretende otra cosa que aportar elementos de reflexión a un debate tan necesario y tan saludable como es el de las pensiones.Aportación, eso sí, rigurosa y objetiva como la anterior, y que por tanto no trata de descubrir fórmulas mágicas o recetas infalibles, sino que deja perfectamente claras las limitaciones que tiene cualquier opción.

    Las alternativas estudiadas son complejas y difíciles de asumir por igual por los diferentes grupos sociales, dado el balance de incentivos, de cuya síntesis surge el respaldo democrático para una reforma sistémica de las pensiones. La jubilación es cara y requiere largas e intensas carreras de cotización o ahorro para financiar pensiones que sustituyan en una medida razonable a los ingresos perdidos. Los sistemas de pensiones, ni son loterías, ni pueden representar cargas insostenibles para la base activa de la sociedad, ya que en ninguno de estos dos extremos pueden prosperar la solidaridad ni la eficiencia. Por eso es imprescindible actuar de forma eficaz para garantizar el futuro de los ciudadanos que ahora, en su vida activa, realizan el esfuerzo de ahorrar para conseguir la seguridad económica cuando su ciclo laboral finalice.

  • El desafío de la moneda única europea

    NÚMERO 7

    El Tratado de la Unión Europea aprobado por el Consejo Europeo a finales de 1991 fijó el objetivo de alcanzar una moneda única antes de fin de siglo, en un ambiente de euforia generado por la favorable coyuntura económica y por el firme avance conseguido con el mercado único. Pero el entusiasmo inicial pronto se trocó en temor, cuando no pánico, cuando en 1992 los mercados financieros pusieron a prueba la estabilidad del Sistema Monetario Europeo, punto de partida de la Unión Económica y Monetaria (UEM), y prácticamente consiguieron desmantelarlo. Las dudas sobre el realismo de un proyecto sin precedentes históricos comparables se desataron, y se llegó a dudar seriamente de las perspectivas de éxito del mismo.

    Sin embargo, desde el momento en que el Consejo Europeo celebrado en Madrid en diciembre de 1995 confirmó la fecha del 1 de enero de 1999 como inicio de la tercera etapa de la UEM, el proyecto ha tomado nuevos bríos y cada vez es mayor la certeza de que se cumplirá el calendario previsto. El paso a la moneda única significa consolidar el proceso de integración europea y asentar definitivamente el mercado interior como un área económica abierta, eficiente y estable.

    Nos hallamos por tanto ante un reto considerable para las economías europeas que la colección «Estudios e Informes» no podía desatender. Este séptimo volumen realiza un recorrido histórico por los hitos principales de la unificación monetaria, desde la reconstrucción europea a la constitución de la CEE, el Sistema Monetario Europeo, el Informe Delors y el Tratado de Maastricht. En la última parte se intenta dar respuesta a las preguntas que más a menudo despierta la UEM, tratando de recopilar, ordenar y hacer comprensible la información de la que se dispone hasta mediados de 1997.

  • El sector bancario europeo: panorama y tendencias

    NÚMERO 6

    El proceso de creación de la Unión Europea ha comportado una notable aproximación de las normativas bancarias que rigen en los distintos países miembros, los cuales han tenido que incorporar a las respectivas legislaciones las disposiciones contenidas en las directivas comunitarias relativas al sector. En particular, están vigentes los principios básicos de libertad de establecimiento y de control del país de origen, que se complementan con la armonización de unas normas básicas de supervisión y con la implantación del modelo de banca universal como modelo bancario dominante.

    La reforma de los marcos legislativos es uno de los factores que explican los cambios estructurales y estratégicos que en los últimos años están teniendo lugar en el sector bancario de los distintos países de la Unión Europea. En la mayoría de los casos, estos cambios han supuesto una evolución hacia un entorno más liberalizado, ya que se han retirado muchas barreras que condicionaban la actividad de las distintas categorías de entidades de crédito y eso ha redundado en un incremento de la presión competitiva dentro del sector.Y los efectos de un aumento de la competencia constituyen normalmente un revulsivo para el cambio. Asimismo, la globalización de la economía, la desintermediación, la entrada de nuevos intermediarios financieros, la mayor sofisticación de la clientela o las nuevas tecnologías son otros factores de cambio igualmente importantes, ya que, de una forma u otra, todos ellos inciden en el nivel de competencia del sector.

    Este sexto volumen de la colección «Estudios e Informes» pretende detectar hasta qué punto las mencionadas fuerzas de cambio están conduciendo o no hacia una homogeneización de los distintos sectores bancarios europeos. Con este objetivo, se hace un repaso de las características básicas de los sectores bancarios más representativos de la Unión Europea, algunos de los cuales han experimentado importantes cambios en su historia más reciente. La descripción se hace siguiendo un esquema común de análisis y unos mismos parámetros, con el objetivo de ayudar a obtener una comprensión global de cada sistema y facilitar posibles comparaciones entre países. En concreto, el estudio presenta los sistemas bancarios de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica, Suecia, Portugal y España. Un último capítulo trata de identificar las tendencias generales más significativas observadas en el análisis comparado del sector por países.

Páginas