Documentos de trabajo


  • El ahorro y la eficiencia energéticos: un impulso para la competitividad de la economía española

    Documento de trabajo 08/12

    Pere Miret
    • A pesar de que en 2011 los precios del petróleo no llegaron al récord de 147 dólares por barril de julio de 2008, las cotizaciones se situaron en niveles elevados. De esta manera, la subida se puede considerar un nuevo choque petrolero, que contribuyó a la recesión reciente de la economía española, cuando hacía relativamente poco tiempo que había salido de la gran recesión de 2008-2009.

    • Un alza del precio del crudo de 10 dólares puede suponer una pérdida ligera de producto interior bruto (PIB). Además, el impacto diferencial de los precios del petróleo tiene un efecto sobre la competitividad en precios de la economía española, en la medida en que el diferencial de inflación tiende a ampliarse.

    • Aunque desde la primera crisis del petróleo en 1973 la dependencia del crudo de la economía española hasta 2010 bajó el 37%, continúa siendo relativamente alta, del 46%, con lo cual está más expuesta a las subidas del precio del oro negro. La intensidad energética primaria, magnitud definida como la cantidad de energía necesaria para la generación de una unidad de PIB, en el mismo período disminuyó el 1,7%, mucho menos que en los países más desarrollados.

    • La intensidad energética es un indicador aproximado de la eficiencia energética, pero puede estar distorsionado por el efecto de cambios estructurales. No obstante, la lectura de indicadores que intentan medir directamente la eficiencia energética no proporciona resultados mucho más favorables para las ganancias de eficiencia de la economía española. De hecho, hay un amplio potencial de mejora de la eficiencia en la economía española.

    • Reducir la factura energética exterior, que en 2011 supuso casi el 4% del PIB, es un reto importante para la economía española. La mejor manera de reducir el consumo de energía sin disminuir el nivel de la actividad económica es la eficiencia energética.

    • Los diferentes planes de ahorro y de mejora de la eficiencia energética gubernamentales realizados en los últimos años en el marco de las directivas comunitarias han contribuido a corregir una evolución desfavorable y han tenido un impacto positivo.

  • Materias primas: ¿Qué cambió en la última década?

    Documento de trabajo 06/12

    Eduardo Pedreira, Miguel A. Canela
    • En la última década el comportamiento cíclico de las materias primas ha registrado cambios significativos. Cuando se analiza el período comprendido entre los años 1960 y 1999, la evidencia empírica muestra que las materias primas desplegaron una asimetría negativa, es decir que, en promedio, los períodos contractivos solían durar más tiempo que los expansivos, y la caída en los precios durante las recesiones solía ser mayor que el incremento que se registraba durante los períodos de crecimiento.

    • Sin embargo, cuando el análisis se realiza incluyendo el período más reciente (hasta 2010), los datos muestran que la asimetría negativa prácticamente desaparece, debido a que en los últimos años la asimetría ha sido marcadamente positiva.

    • Además del cambio en el comportamiento de los ciclos individuales, se estudia si existe algún grado de correlación o sincronización (comovimiento) en la evolución cíclica de las diferentes materias primas. Los resultados que se documentan indican que el comovimiento encontrado es significativo y que no es constante en el tiempo.

    • Si bien el objetivo de la nota no es investigar cuáles son las variables que han impulsado este cambio, se puede señalar que la reducción de la volatilidad en los principales fundamentos económicos, la irrupción de China en el comercio mundial o la mayor integración y el amplio desarrollo de los mercados de capitales internacionales, son algunos de los factores que explican este nuevo comportamiento.

  • Inversiones financieras en España: impacto de la inestabilidad en los mercados

    Documento de trabajo 05/12

    Inmaculada Martínez Carrascal
    • La cuenta financiera de la balanza de pagos de la economía española muestra una salida de fondos de 259.000 millones de euros durante el periodo julio 2011 - mayo 2012 para el conjunto de instituciones financieras, resto de sector privado y AAPP.

    • La salida de fondos se concentra en las instituciones financieras, y se debe fundamentalmente a la reducción de los depósitos, títulos de deuda y repos que el resto del mundo mantiene en ellas. Esta disminución responde al cierre de los mercados mayoristas de deuda e interbancario, que dificulta la financiación normal de las entidades.

    • Las entidades financieras están sustituyendo estos fondos mayoristas extranjeros por el recurso al Banco Central Europeo, que no podrá reducirse hasta que retorne la normalidad a los mercados de deuda e interbancario.

    • En cambio, los datos no avalan la hipótesis de que la financiación del Banco Central Europeo se esté utilizando para cubrir una salida masiva de depósitos de residentes.

    • Las AAPP también sufren una salida de fondos por la reducción de la inversión extranjera en deuda pública española.

    • La salida de fondos del país del resto del sector privado (familias y empresas principalmente) fue muy reducida hasta abril, pero los cambios normativos y en el contexto competitivo durante la segunda mitad de 2011 tuvieron un impacto importante en la composición de sus activos financieros.

    • Las familias aumentaron un 80% sus tenencias de deuda pública, hasta los 20.000 MM€, el máximo de la serie histórica. También aumentaron su inversión en las instituciones financieras del país, reduciendo su volumen de depósitos y aumentando su inversión en títulos de deuda y acciones de las entidades españolas. En cambio, desinvirtieron 10.900 MM€ en el resto del mundo.

    • Las empresas realizaron una inversión neta de 6.200 MM€ en el exterior durante el periodo julio 2011- marzo 2012, que se concentró en el segundo semestre del año. Su desinversión en el país se concentró en las instituciones financieras, si bien durante el primer trimestre del año su inversión neta en este sector volvió a ser positiva (7.000 MM€).

    • La caída observada en la cifra de depósitos totales de las instituciones financieras se explica mayoritariamente por la caída de los depósitos de no residentes, que incluyen la financiación interbancaria del exterior.

    • En el caso de los depósitos de empresas y familias residentes en España los meses de mayor caída en los depósitos coincidieron con aumentos de inversión en valores de renta fija (pagarés).

  • ¿Hay burbuja inmobiliaria en China?

    Documento de trabajo 04/12

    Clàudia Canals, Mercè Carreras-Solanas
    • La importancia del sector inmobiliario dentro de la economía china, con un peso del 12% del PIB, y el alcance del propio gigante asiático en el mundo, hacen del estudio de la existencia o no de una burbuja en este sector una cuestión de interés global.

    • Según fuentes oficiales, durante la última década, y a nivel agregado, los precios han crecido alrededor del 9% anual en términos reales, totalmente en línea con el crecimiento del país y, por lo tanto, lejos de despertar temores por una posible burbuja inmobiliaria.

    • Sin embargo, este índice agregado esconde grandes disparidades entre áreas geográficas. Los resultados de nuestro estudio sugieren la existencia de burbujas localizadas en las ciudades de Shanghai, Shenzhen y Hangzhou, todas ellas en la costa sureste del país, y en Beijing.

    • Este estudio analiza los principales factores en la evolución de los precios de los inmuebles: el gran aumento de los ingresos de las familias; el proceso de urbanización y la migración hacia las grandes ciudades costeras; el fuerte estímulo fiscal y la relajación de las condiciones crediticias ante la crisis global; la dependencia de los gobiernos locales en la venta de suelo y el papel de las empresas estatales en la compra de ese suelo, y, por último, el bajo tipo de interés, la falta de inversiones alternativas y las expectativas de precios.

    • Finalmente, estimamos que un freno en la actividad inmobiliaria comprometería aproximadamente en 1,75 puntos porcentuales el crecimiento. Así pues, considerando que el avance potencial del PIB se sitúa alrededor del 8,5% anual, en un escenario de fuerte ajuste inmobiliario el crecimiento se vería reducido hasta el 6,75%, una tasa que podemos calificar como un aterrizaje relativamente suave de la economía. Esto, siempre y cuando no se añadieran otros riesgos a la baja.

Páginas