Compartir: 
Documentos de trabajoMaria Gutiérrez-Domènech
  • En España, las ganancias de productividad aparente del trabajo en las últimas dos décadas han sido reducidas y el valor agregado bruto (VAB) por hora trabajada es bajo en relación con otros países de Europa.
     
  • Un análisis de la productividad laboral desde varios ángulos (demanda, oferta y organización empresarial) puede ayudar a determinar cuáles son las mejores prácticas para impulsarla.
     
  • Desde la perspectiva de la demanda, el modelo productivo español, especializado en sectores más intensivos en el factor trabajo, no es el principal responsable de la menor productividad aparente del trabajo, sino que es consecuencia, en gran parte, de la menor productividad de cada sector.
     
  • La evidencia empírica muestra una relación positiva entre la dimensión de las empresas y la productividad: las empresas grandes son más longevas, exportan más, diversifican más sus fuentes de financiación y son más innovadoras. Así pues, el reducido tamaño del grueso del tejido empresarial español podría jugar en contra de la productividad.      
     
  • Desde la perspectiva de la oferta laboral, se observa una empleabilidad limitada: la formación de la población se adecua poco a las necesidades de las empresas y no proporciona a los trabajadores las habilidades necesarias para desempeñar sus puestos de trabajo. Asimismo, existe un déficit de oferta en el segmento educativo medio, a causa de la elevada tasa de abandono escolar y de la baja utilización del sistema de formación profesional. 
     
  • La elevada tasa de temporalidad en España repercute negativamente en la productividad, ya que esta modalidad contractual tiende a reducir los incentivos al esfuerzo del trabajador (a no ser que este tipo de contrato funcione realmente como método de selección, algo que no sucede) y tiende también a reducir la formación dentro de la empresa.
     
  • Un mayor grado de decisión en el trabajo tiende a mejorar la productividad. Dado que la autonomía de los trabajadores españoles es relativamente baja, probablemente se podría aumentar la productividad si las empresas hicieran a sus empleados más partícipes en la toma de decisiones.
Compartir: