Compartir: 
Repunta la volatilidad en los mercados financierosRepunta la volatilidad en los mercados financieros

Repunta la volatilidad en los mercados financieros, de la mano de un sentimiento inversor más adverso ante los temores a una fuerte desaceleración de la economía global. Así, en el conjunto de la semana pasada, la volatilidad se incrementó en las principales bolsas mundiales, a pesar de la mejora en las últimas sesiones con la publicación de indicadores económicos más favorables y noticias positivas respecto a las negociaciones comerciales entre China y EE. UU. De este modo, los principales índices consiguieron cerrar con ligeras subidas en las economías avanzadas (S&P 500 +1,2% y EuroStoxx 50 +1,4%, Ibex 35 +0,4% y PSI 20 +0,9%), mientras que los descensos se mantuvieron en los índices emergentes (MSCI EM –0,1%). No obstante, cabe destacar que el MSCI Global finalizó el 1T 2019 con su mayor revalorización desde 2012 (+11,2%). En los mercados de renta fija, el treasury americano a 10 años extendió la caída de su rentabilidad hasta el 2,41% y se mantuvo por debajo del tipo de interés soberano a tres meses durante la mayor parte de la semana. Mientras, en Europa, el bund alemán profundizó en el terreno negativo hasta el –0,07%, y las primas de riesgo de la periferia aumentaron ligeramente. Por último, en el mercado de divisas, destacaron la apreciación del dólar y la debilidad de la libra (–1,3% semanal frente al dólar) ante las idas y venidas sobre el brexit.

Las divisas emergentes vuelven a debilitarse frente al dólar. El buen tono exhibido por los activos emergentes en los primeros meses del año, favorecidos por la pausa en las subidas de tipos indicada por la Fed, se ha visto frenado en las últimas semanas por los temores de los inversores a una desaceleración de la economía mundial más acentuada. Así, desde mediados de marzo, la cesta de divisas emergentes de JP Morgan se ha depreciado más de un 2% frente al dólar, especialmente lastrada por el peso argentino, el real brasileño, el peso mexicano y la lira turca. La debilidad de la lira turca, que en un solo día (el viernes 22 de marzo) se depreció más de un 5% frente al dólar, ha destacado especialmente. Tras este episodio, fruto de indicios de una caída de las reservas de divisa extranjera del Banco Central de Turquía, la semana pasada las autoridades estabilizaron la lira (+2,2% frente al dólar) con medidas temporales. Con todo, los desequilibrios macroeconómicos del país y la erosión de la credibilidad del banco central siguen pesando sobre el sentimiento inversor, todo ello en el contexto de la celebración de elecciones locales el pasado fin de semana.

Compartir: