Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
Se confirma el buen ritmo de crecimiento de la eurozona en el tramo final de 2017Se confirma el buen ritmo de crecimiento de la eurozona en el tramo final de 2017Se confirma el buen ritmo de crecimiento de la eurozona en el tramo final de 2017Se confirma el buen ritmo de crecimiento de la eurozona en el tramo final de 2017

Se confirma el buen ritmo de crecimiento de la eurozona en el tramo final de 2017. En la primera revisión de la serie del PIB, Eurostat corroboró que la economía de la eurozona creció un 0,6% en el 4T 2017, dejando el cómputo anual en el 2,5%, el mayor ritmo de crecimiento después de la crisis, y claramente por encima del 1,8% de 2016. Por países, Alemania avanzó un sólido 0,6% intertrimestral (2,9% interanual) en el 4T 2017, lo que situó el cómputo anual en el 2,5%. Por su parte, la economía italiana avanzó un 0,3% intertrimestral (1,6% interanual), un ritmo mucho más contenido y además algo por debajo de lo esperado (1,5% en el cómputo anual). Por su parte, los países del este de Europa registraron las mayores tasas de crecimiento de la UE. Destacó Hungría, con un crecimiento del 4,8% interanual en el 4T 2017 (4,2% total anual), y Polonia, con un 4,3% interanual (4,6% en 2017). En su conjunto, estos datos corroboran que Europa terminó el 2017 con buen pie y auguran unas perspectivas favorables para 2018.

La producción industrial de la eurozona se dispara en diciembre y marca el registro más alto del 2017. Según Eurostat, el índice de producción industrial creció un 5,2% interanual, 1,6 p. p. por encima del registro del mes anterior y muy por encima del promedio del año 2017 (2,9% interanual).

Economía portuguesa

El PIB de Portugal avanzó un robusto 0,7% intertrimestral en el 4T 2017, 2 décimas por encima del crecimiento intertrimestral del 3T (2,4% en términos interanuales). A falta de conocer el detalle por componentes, el Instituto Nacional de Estadística apunta a que la demanda interna disminuyó ligeramente su contribución al crecimiento, debido a una moderación del ritmo de avance del consumo privado, mientras que la demanda externa aumentó su contribución, con una mayor aceleración de las exportaciones de bienes y servicios que de las importaciones. Para el conjunto del año 2017, el crecimiento del PIB se situó en el 2,7%, la tasa más alta desde el año 2000 (1,5% en 2016). Las perspectivas para 2018 son positivas, a pesar de la leve desaceleración prevista (2,3%).

Las nuevas operaciones de crédito para la compra de vivienda registraron un crecimiento significativo en 2017, reflejo del dinamismo del mercado inmobiliario. El nuevo crédito a la vivienda aumentó un 41,4% interanual en el acumulado de 2017 y alcanzó los 7.411 millones de euros, un nivel todavía inferior a los niveles registrados antes de la crisis. Además, el crédito al consumo siguió evolucionando positivamente (10,1%), mientras que el nuevo crédito a empresas disminuyó (–3,6% para pymes y –3,0% para grandes empresas).

Compartir: