Compartir: 
Se confirma la buena marcha de la economía de la Unión Europea

El crecimiento intertrimestral de la eurozona se acelera hasta el 0,4% en el 1T 2015, por encima del avance del 4T 2014 (0,3%). El apoyo simultáneo del bajo precio del petróleo, la depreciación del euro y unas condiciones financieras más favorables han contribuido a la buena evolución del PIB. Por países, sorprende la mejora del PIB en Francia, con un importante incremento del consumo privado, aunque también del nivel de existencias. A pesar del vigor de la demanda interna, el crecimiento de Alemania se modera, lastrado por el sector exterior. Por otra parte, el ritmo de crecimiento de las economías de la Europa emergente también se ha acelerado en el 1T. Destacan en particular los notables avances de la República Checa (2,8% intertrimestral), de Rumanía (1,6% intertrimestral) y de Polonia, la principal economía de la región (1,0% intertrimestral).

La Comisión Europea alerta de las debilidades estructurales que acumulan los países de la eurozona y de la temporalidad de los factores positivos que apoyan el crecimiento. Los informes por países destacan las prioridades de actuación: aumentar la competencia del mercado de productos y/o servicios (Alemania), flexibilizar la legislación laboral (Francia), consolidar la reducción del déficit (España) o apuntalar las debilidades del sector financiero (Italia).

Compartir: