Compartir: 
Se mantiene el tono dubitativoSe mantiene el tono dubitativo

Las bolsas internacionales siguen mostrando un comportamiento carente de pulso. Tras haber empezado la semana con buen pie, al hilo de los sólidos datos del mercado laboral en EE. UU., el sentimiento de cautela continúa dominando el panorama inversor. El tono acomodaticio de las actas de la última reunión de la Fed, que confirmaron un ritmo gradual anticipado para las subidas del tipo de interés, no fue suficiente para impulsar los activos de riesgos globales. Las bolsas europeas fueron, en general, las más penalizadas y las cotizaciones del sector financiero encabezaron los retrocesos semanales. En el mercado cambiario, el dólar se mantuvo cerca de los 1,14 dólares por euro y la dinámica apreciatoria del yen de las últimas semanas ha tenido continuidad. En lo que va de año, la divisa nipona se ha apreciado cerca de un 10% frente al dólar pese a las últimas medidas expansivas adoptadas por el banco central.

La prima de riesgo española rebota y borra el efecto Draghi. Tras los descensos que precedieron las nuevas medidas del BCE, la prima de riesgo española repuntó 20 p. b. y llegó a situarse por encima de los 150 p. b. Sin embargo, ello no ha impedido al Tesoro Público reducir los costes de emisión de 2.220 millones de euros en bonos a 5, 15 y 30 años. En el caso del bono a 10 años, la emisión de 1.555 millones de euros se adjudicó a un interés del 1,50%, frente al 1,48% de la anterior subasta. El comportamiento de la deuda italiana fue similar al de la española, mientras que los spreads de Grecia y Portugal mostraron alzas comprendidas entre los 40 y los 50 p. b.

Compartir: