Compartir: 
Señales mixtas por parte de los indicadores de actividadSeñales mixtas por parte de los indicadores de actividad

Señales mixtas por parte de los indicadores de actividad. Así, en noviembre, la cifra de negocios del sector industrial creció un 2,7% interanual (media móvil de tres meses), 1,7 p. p. por debajo del registro del mes anterior. Esta ralentización está relacionada con el desempeño negativo del sector de la energía, un sector muy volátil, y del automóvil, fruto posiblemente en este último caso del impacto de la nueva regulación a nivel europeo sobre emisiones de gases y de las tensiones comerciales entre EE. UU. y China. Con todo, el elevado crecimiento de los pedidos industriales (en noviembre crecieron un 9,6%), un indicador adelantado de la evolución del sector, hace prever que el sector se recuperará en los meses venideros. Por su parte, la cifra de negocios del sector servicios ha mantenido el buen tono de los últimos meses y ha crecido un sólido 6,1%.

El saldo comercial de bienes sigue a la baja en noviembre. El déficit del 2,7% del PIB (acumulado de 12 meses) supuso un deterioro de 0,5 p. p. respecto a noviembre de 2017 del que 0,3 p. p. son atribuibles a la balanza de bienes no energéticos. Así, mientras que las exportaciones no energéticas se desaceleraron con un crecimiento del 2,5% interanual en el acumulado de 12 meses (3,2% en octubre), las importaciones mantuvieron su avance prácticamente invariado en el 4,0% (4,1% en octubre).

La tasa de morosidad en el sector bancario sigue descendiendo. Más concretamente, esta se sitúo en el 6,0% en noviembre de 2018, un nivel ligeramente por debajo del de octubre (6,1%). En relación con el mismo mes del año anterior, la mora ha caído 2,1 p. p., una mejora significativa fruto, en gran parte, de la venta de carteras de crédito dudoso y de las estrategias de desconsolidación del negocio inmobiliario por parte de algunas entidades financieras.

Compartir: