Compartir: 
Siguen los buenos datos económicos, pero el ritmo de expansión podría moderarse en los próximos trimestresSiguen los buenos datos económicos, pero el ritmo de expansión podría moderarse en los próximos trimestresSiguen los buenos datos económicos, pero el ritmo de expansión podría moderarse en los próximos trimestres

Los índices PMI descendieron en junio, pero el promedio de los últimos tres meses se mantiene por encima del registro promedio del 1T, lo que sugiere que el buen ritmo de crecimiento se mantuvo en el 2T. Los nuevos pedidos, que ayudan a predecir la evolución futura de la actividad, crecieron con fuerza en el sector servicios pero se desaceleraron en el sector manufacturero. Aun así, siguen siendo fuertes gracias al impulso del sector exportador y a la mayor demanda interna.

Aminora el ritmo de recuperación del mercado laboral. Después de meses de fuertes ascensos, el número de afiliados a la Seguridad Social registró una leve caída, en términos desestacionalizados, y ello disminuyó en dos décimas, hasta el 3,4%, la tasa de variación interanual. De cara al segundo semestre, prevemos una ralentización del ritmo de mejora de la ocupación, acorde con una ligera desaceleración del crecimiento de la actividad económica.

Los precios volvieron a crecer en junio por primera vez, después de un año en contracción a causa del desplome del precio del petróleo. Concretamente, la inflación avanzó tres décimas hasta situarse en el +0,1%, tendencia que se espera que se mantenga el resto del año gracias a las políticas ultraacomodaticias del BCE, a la mejora de las perspectivas económicas y a la recuperación del mercado de trabajo.

La tasa de ahorro de los hogares repuntó ligeramente en el 1T hasta situarse en el 9,9% de la renta bruta disponible. El aumento del ahorro fue compatible con la permanencia del crecimiento del consumo gracias al fuerte avance de la renta disponible de los hogares (2,5% interanual). Ello, a su vez, se explica por la mejora del mercado laboral y por la devolución del 25% de la paga extra a los funcionarios en ese trimestre.

El Gobierno adelanta la rebaja del IRPF prevista para 2016 ante la incipiente mejora de la ejecución presupuestaria. El déficit del Estado acumulado hasta mayo fue del 2,01% del PIB, cinco décimas por debajo del valor registrado el año anterior.

Compartir: