Compartir: 
Tónica de indefinición en los mercados de renta fija y renta variableTónica de indefinición en los mercados de renta fija y renta variableTónica de indefinición en los mercados de renta fija y renta variable

Tónica de indefinición en los mercados de renta fija y renta variable tras el buen tono observado en semanas anteriores fruto de la remisión de los riesgos políticos en Europa. Uno de los focos de atención destacados fueron las minutas de la última reunión de la Fed. El contenido de las mismas reveló que la mayoría de integrantes del banco central consideraron apropiado «dar pronto» un paso más en la retirada de estímulos monetarios, lo que apunta a una subida de los tipos oficiales en la reunión de junio. Asimismo, los miembros de la Fed también se mostraron partidarios de poner fin de manera gradual a la política de reinversión de los bonos de su cartera este año. El mercado de bonos soberanos estadounidenses apenas mostró sensibilidad ante estos mensajes. Las yields de los bonos a 2 y a 10 años permanecieron alrededor del 1,28% y el 2,25%, respectivamente. Algo más volátiles se mostraron los tipos soberanos de la eurozona, ante el debate sobre los próximos pasos del BCE en el entorno actual de fortalecimiento de la actividad y disminución de los riesgos del escenario económico. Ello, junto a las dudas en torno a la capacidad de la Administración Trump para implementar su agenda de reformas, ha contribuido a mantener el cruce del euro frente al dólar en la zona de los 1,12, en máximos desde septiembre de 2016.

La OPEP acuerda prolongar el recorte de producción de petróleo hasta marzo de 2018, decisión que los inversores ya habían descontado. De hecho, la cotización del barril Brent sufrió un duro correctivo (–5%) tras el anuncio del cártel, y la cotización del crudo se sitúa en los 52 dólares. Inversores y analistas coinciden en apuntar que contemplaban algún tipo de medida adicional, o más contundente, por parte de la OPEP para sostener los precios del petróleo. Con todo, más allá de la reacción inicial, la prórroga de la restricción de la oferta debería contribuir a impulsar moderadamente al alza los precios del petróleo a medio plazo.

La agencia de calificación Moody’s sorprende con la rebaja del rating de China, la primera desde el año 1989. Así, la nota crediticia de la deuda soberana del gigante asiático desciende un escalón, desde Aa3 hasta A1. Los elevados y crecientes niveles de endeudamiento del país en el contexto de desaceleración del crecimiento han sido los principales justificantes de esta decisión. Los mercados financieros domésticos y los del resto del bloque emergente reaccionaron con templanza ante esta noticia.

Compartir: