Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
Una economía que resiste a los vaivenes globales

La Comisión Europea mantiene un escenario de recuperación en sus previsiones económicas para la eurozona. Estima que el PIB crecerá un 1,6% en 2015, gracias a los vientos de cola favorables (política monetaria del BCE, bajo precio del petróleo y devaluación del euro). La Comisión resalta que la región hace frente de manera satisfactoria a unos crecientes riesgos externos, en particular, la desaceleración de las economías emergentes, la incertidumbre global y las tensiones geopolíticas. Para 2016 y 2017, la Comisión prevé un crecimiento del 1,8% y del 1,9%. A medida que los apoyos temporales desaparezcan, otros factores apoyarán el crecimiento, en un entorno de política monetaria acomodaticia y de política fiscal neutral: una recuperación de la actividad mundial, los frutos de las reformas estructurales ya implementadas y un mayor gasto público, consecuencia del influjo de demandantes de asilo. Por países, destaca el ligero empeoramiento de las previsiones de crecimiento en los países del centro (Alemania y Francia) y la mejora de los de la periferia (Italia y España).

Compartir: