Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalMercados financieros
Aumenta la demanda por activos más arriesgadosAumenta la demanda por activos más arriesgados

Aumenta la demanda por activos más arriesgados. La semana pasada estuvo marcada por las noticias sobre el potencial acercamiento de posturas entre Washington y Pekín en materia comercial y por la publicación de datos de sentimiento empresarial ligeramente mejor de lo esperado en la eurozona. Estos factores y la estabilización de los riesgos en torno al brexit favorecieron el optimismo de los inversores y su preferencia por los activos de mayor riesgo. Así, los principales índices bursátiles acumularon nuevos ascensos (S&P 500 +0,9% y EuroStoxx 50 +2,1%), en un contexto de publicación de resultados empresariales del 3T mejores de lo previsto. Las bolsas de las economías emergentes también se beneficiaron del progreso de las conversaciones comerciales (MSCI Emerging Markets +1,5%). En el mercado de renta fija, los tipos de interés soberanos repuntaron con fuerza en EE. UU. (+23 p. b.) y Alemania (+12 p. b.), situándose en niveles máximos de tres meses, mientras que las primas de riesgo de la eurozona se mantuvieron estables. Adicionalmente, el precio del barril de Brent aumentó un 1,3% apoyado en la expectativa por parte de los inversores de una mayor emanda de crudo, y a pesar de los rumores sobre posibles desacuerdos sobre los límites de producción en la próxima reunión de la OPEP y sus aliados en diciembre. En el mercado de divisas, la libra esterlina, más estable que en semanas anteriores, cedió el protagonismo al yuan chino que se apreció frente al dólar y cotizó por debajo de los 7 yuanes por dólar, su mejor valor en tres meses. Por su parte, el euro cayó un 1,3% frente al dólar para volver a situarse por debajo de los 1,11 dólares.

Las economías emergentes siguieron recibiendo flujos de capital en octubre. Según el Instituto Internacional de Finanzas, en octubre, los países emergentes recibieron entradas netas de capital (flujos de cartera) por valor de 22.500 millones de dólares. Estas entradas estuvieron apoyadas por los avances en las negociaciones comerciales entre EE. UU. y China. Esta cifra, aunque positiva, fue inferior a la registrada en septiembre y al promedio de 2019 (37.700 y 23.500 millones, respectivamente). Por regiones, Asia emergente continuó siendo la mayor receptora de flujos (75% del total), seguida por África y Oriente Medio (10%).

Compartir: