Compartir: 
Desaceleración sincronizada del crecimiento mundial en 2019, según las nuevas previsiones del FMIDesaceleración sincronizada del crecimiento mundial en 2019, según las nuevas previsiones del FMI

Desaceleración sincronizada del crecimiento mundial en 2019, según las nuevas previsiones del FMI. En concreto, la institución internacional volvió a reducir sus previsiones de crecimiento mundial: hasta el 3,0% en 2019 (–0,2 p. p. por debajo de las cifras que manejaba en julio), y hasta el 3,4% en 2020 (–0,1 p. p.). Tras esta revisión, el escenario global del FMI se sitúa en línea con el de CaixaBank Research (en el 3,0% y 3,2%, respectivamente). La revisión del Fondo refleja, en buena parte, el efecto negativo de las medidas proteccionistas implementadas por EE. UU. y China, y las tensiones comerciales entre ambos países. Asimismo, estas tensiones siguen constituyendo uno de los principales riesgos, a pesar del acuerdo preliminar que alcanzaron la semana anterior, y en consonancia con el inicio de los aranceles estadounidenses sobre bienes de la UE (aprobados por la OMC en compensación a las ayudas de Airbus). En España la revisión efectuada por el Fondo también ha sido a la baja, pero mínima. Estas nuevas previsiones, sin embargo, no reflejan las revisiones a la baja de la serie del PIB efectuadas por el INE en septiembre. Por el contrario, en Portugal, la nueva previsión para 2019 es mayor que lo que estimaba el FMI en abril. Aunque ello se debe a la revisión alcista de la serie del PIB efectuada por el INE portugués en septiembre que, en este caso, sí ha tenido en cuenta la institución internacional.

La desaceleración china no se detiene. En particular, el PIB de China creció un 6,0% interanual en el 3T 2019, lo que representa una desaceleración de 2 décimas con respecto al registro del 2T y de 5 décimas con respecto al del 3T 2018. Esta desaceleración se produjo por un menor dinamismo del sector industrial y por la elevada incertidumbre asociada a la guerra comercial con EE. UU., que ha penalizado a las exportaciones chinas (estas cayeron un 3,2% interanual en septiembre). Por otro lado, los datos de actividad de septiembre, que se publicaron a la vez que el dato del PIB, mostraron un tono más dinámico de la actividad que en julio y agosto. Así, la producción industrial avanzó un 5,8% interanual (4,4% en agosto) y las ventas minoristas crecieron un 7,8% (7,5% en agosto). En los próximos trimestres, prevemos que la economía china continúe ralentizándose gradualmente, aunque las autoridades seguirán estimulando la economía a través de la política monetaria para evitar una desaceleración abrupta.

Compartir: