Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalMercados financieros
El BCE relanza el estímulo monetarioEl BCE relanza el estímulo monetario

El BCE relanza el estímulo monetario. En septiembre, el BCE presentó una visión más alicaída del escenario económico, especialmente ante unos indicadores de actividad más débiles, la prolongación de importantes incertidumbres (como las tensiones comerciales y otros conflictos geopolíticos a nivel europeo) y la persistencia de la inflación en cotas modestas. En este contexto, la institución anunció un nuevo programa de estímulo con los ingredientes esperados por la mayoría de analistas: un recorte del tipo de interés de la facilidad de depósitos de 10 p. b. (hasta el –0,50%) y la reanudación de las compras netas de activos (que había terminado el pasado diciembre) a un ritmo de 20.000 millones de euros mensuales. Además, para paliar los efectos adversos que pueda tener la prolongación del entorno de bajos tipos de interés sobre el sistema financiero, el BCE mejoró el atractivo de las inyecciones de liquidez (las llamadas TLTRO-III, que tendrán un vencimiento a 3 años y un coste mínimo que podrá ser tan bajo como el tipo de interés de la facilidad de depósitos) e indicó que implementará un sistema de tiering (con el que solo una parte del exceso de liquidez depositado en el BCE será gravado al tipo de la facilidad de depósitos, mientras que al resto se le aplicará un tipo del 0%). Tras estos anuncios, esta semana la atención se centrará en la reunión de la Fed, en la que analistas e inversores esperan un recorte de 25 p. b. en los tipos de referencia.

El apetito por el riesgo gana terreno a la cautela. Los esfuerzos de acercamiento durante la última semana entre EE. UU. y China en el ámbito comercial, y las expectativas sobre una política monetaria más acomodaticia por parte del BCE y de la Fed, fueron los principales catalizadores del sentimiento favorable de los inversores. Así, los índices bursátiles registraron subidas generalizadas en EE. UU. (S&P 500 +1,0%), la eurozona (EuroStoxx 50 +1,6%, Ibex +1,6% y PSI +1,6%), y en las economías emergentes (MSCI Emergentes +1,9%). Los tipos de interés soberano a 10 años estadounidense y alemán ascendieron (34 p. b. y 19 p. b., respectivamente), a pesar de emplazarse todavía en niveles muy bajos. Las primas de riesgo de la periferia de la eurozona se mantuvieron relativamente estables (S&P mantuvo el rating de la deuda portuguesa en BBB, pero mejoró la perspectiva de estable a positiva), excepto en Italia, donde la prima sigue beneficiándose de la formación del nuevo Gobierno. Por su parte, hasta el viernes pasado el precio del petróleo había descendido, hasta situarse en los 60 dólares por barril de calidad Brent, ante la moderación de las previsiones de consumo de crudo global por parte de la Agencia Internacional de la Energía y ante la ausencia de acuerdos sobre la producción en la reunión del comité de la OPEP y sus socios. Sin embargo, ya en el fin de semana, la mayor refinería de petróleo de Arabia Saudí fue atacada por drones explosivos. Esto incrementó de nuevo las tensiones geopolíticas en la región y provocó repuntes cercanos al 10% en el precio del petróleo en la apertura de la sesión del lunes (hasta cotas en torno a los 65 dólares).

Compartir: