Compartir: 
El déficit de las Administraciones públicas se situó en el 0,3% del PIB en el 1T 2019El déficit de las Administraciones públicas se situó en el 0,3% del PIB en el 1T 2019

El déficit de las Administraciones públicas se situó en el 0,3% del PIB en el 1T 2019, el mismo registro que en el año pasado. El buen desempeño de la Seguridad Social, beneficiada por el notable aumento de las cotizaciones sociales en el tramo inicial de 2019, fue compensado por un ligero deterioro de las cuentas del Estado y de las comunidades autónomas. Esta estabilización del déficit público retrasa un mayor saneamiento de las cuentas públicas, cuya deuda se situó en el 98,7% del PIB en el 1T 2019.

La posición inversora internacional neta (PIIN) hace una pausa en su tendencia de mejora. La PIIN se situó en el –77,7% del PIB en el 1T 2019, lo que supone un leve deterioro con respecto al trimestre anterior. Con todo, en los últimos 12 meses, la mejora ha sido sustancial (de 6,1 p. p.), en buena parte, gracias a los cambios de valoración de los instrumentos de la cartera de deuda (activos y pasivos, que reflejan las variaciones de su precio de mercado en moneda local y el efecto del tipo de cambio, entre otros). Por su parte, el saldo por cuenta corriente se situó en el +0,6% del PIB en abril (8.478 millones de euros en el acumulado de 12 meses). El efecto de la Semana Santa (que cambió de mes en 2019 con respecto a 2018) supuso una leve mejoría de dicho saldo con respecto al registro de marzo. Aun así, el registro es 0,9 p. p. inferior al de abril de 2018. Este deterioro es atribuible al saldo de bienes no energéticos (0,4), al saldo energético (0,2) y a la balanza de servicios (0,3).

Sube ligeramente el ahorro de los hogares. Así, la tasa de ahorro en el 1T 2019 se situó en el 5,0% de la renta bruta disponible (acumulado de cuatro trimestres), 1 décima por encima del registro del trimestre anterior. Esta ligera recuperación se debe a que el consumo de los hogares (acumulado de cuatro trimestres) aumentó a un ritmo algo más moderado que el trimestre anterior, mientras que los ingresos mantuvieron el mismo ritmo de crecimiento. Por su parte, la tasa de morosidad se mantuvo estable en el mes de abril (en el 5,7%). De este modo, la mora ha caído 1,1 puntos en relación con el mismo mes del año anterior. La recuperación de la morosidad se mantendrá gracias a la menor entrada en mora y al dinamismo en ventas de cartera de crédito dudoso.

Compartir: