Compartir: 
El FMI vuelve a reducir sus previsiones de crecimiento mundial y sigue subrayando los importantes riesgos que rodean la economía globalEl FMI vuelve a reducir sus previsiones de crecimiento mundial y sigue subrayando los importantes riesgos que rodean la economía global

El FMI vuelve a reducir sus previsiones de crecimiento mundial y sigue subrayando los importantes riesgos que rodean la economía global. Tras un avance del 3,6% en 2018, la economía mundial crecerá un 3,2% en 2019 y un 3,5% en 2020, en ambos años 1 décima por debajo de las cifras que manejaba el Fondo en sus previsiones de abril. La revisión es el resultado de unos avances menores en las economías emergentes que los pronosticados tres meses atrás a causa de la intensificación de las tensiones comerciales. En este sentido, la institución siguió destacando los riesgos comerciales, así como la incertidumbre relacionada con el brexit, y añadió los riesgos tecnológicos, teniendo en cuenta las distintas medidas que EE. UU. podría adoptar en relación a las compañías chinas, y las múltiples investigaciones a posibles prácticas anticompetitivas de grandes gigantes tecnológicos americanos. Tras esta revisión, el escenario de la institución se sitúa en línea con el de CaixaBank Research

El PIB de EE. UU. se desaceleró en el 2T, aunque sigue avanzando a un ritmo considerable. En concreto, la actividad económica estadounidense creció un 0,5% intertrimestral (2,1% intertrimestral anualizado, y un 2,3% interanual) en el 2T 2019, claramente por debajo del 0,8% intertrimestral del trimestre anterior. Con todo, es preciso mencionar que el dato del 1T fue excepcionalmente elevado, en especial teniendo en cuenta la fase de madurez en la que se halla la economía estadounidense. En este sentido, este dato está más en línea con el potencial de crecimiento que le asignamos a EE. UU. (ligeramente por debajo del 2,0%). Asimismo, en el detalle por componentes, destacó el buen tono del consumo privado, lo que apunta a una desaceleración del crecimiento estadounidense muy gradual, puesto que este es un componente clave y con una elevada inercia.

Compartir: