Compartir: 
El Gobierno de EE. UU. ha anunciado medidas para paliar los efectos del COVID-19, en un entorno de contenidas presiones inflacionistasEl Gobierno de EE. UU. ha anunciado medidas para paliar los efectos del COVID-19, en un entorno de contenidas presiones inflacionistas

El Gobierno de EE. UU. ha anunciado medidas para paliar los efectos del COVID-19, en un entorno de contenidas presiones inflacionistas. El Gobierno destinará 8.300 millones de dólares con la finalidad de mejorar los recursos sanitarios frente a la emergencia sanitaria. Aunque se trata de una partida de gasto muy reducida, el presidente ya ha anunciado que están preparando nuevas medidas que deberían ser aprobadas por el Congreso en los próximos días. Entre ellas, destacan las moratorias en el pago de impuestos y las líneas de crédito a las empresas. En este contexto, la inflación subyacente se situó en el 2,4% en febrero (2,3% en enero), mientras que la general se moderó ligeramente empujada por el componente energético (2,3% en febrero, 2 décimas por debajo del mes anterior). Esta moderación en la inflación general irá a más en los próximos meses, tras el desplome del precio del crudo.

Compartir: