Compartir: 
El Gobierno decreta el estado de alarma y adopta medidas urgentes contra el COVID-19El Gobierno decreta el estado de alarma y adopta medidas urgentes contra el COVID-19

El Gobierno decreta el estado de alarma y adopta medidas urgentes contra el COVID-19. El estado de alarma prohíbe los desplazamientos excepto para un número restringido de motivos (que incluyen ir al centro de trabajo) y suspende la apertura al público de comercios minoristas y de restauración entre otros (con la excepción de los comercios de alimentación y de primera necesidad). Las medidas económicas más destacables se dan en el ámbito sanitario, donde se ha acordado adelantar 2.800 millones de euros a las comunidades autónomas para reforzar los servicios sanitarios y transferir más de 1.000 millones de euros al Ministerio de Sanidad. Además, se facilitará el aplazamiento del pago de impuestos y el crédito a pymes, y se ampliarán las bonificaciones a la S. S. para algunos contratos fijos discontinuos. El Gobierno anunció asimismo que aprobará más medidas para apoyar a empresas y trabajadores el próximo martes, incluyendo una agilización de los expedientes de despido temporales (ERTE).

La inflación se moderó 4 décimas, hasta el 0,7%, en febrero y la subyacente subió 1 décima, hasta el 1,1%. La moderación de la inflación se debió en su totalidad a los precios energéticos, específicamente a los carburantes, que se vieron afectados por un petróleo que bajó un 9,7% intermensual. En los próximos meses, el COVID-19 y el precio del petróleo constituyen un sesgo bajista en la inflación.

El precio de la vivienda mantiene una dinámica de moderación. El precio de transacción de la vivienda creció un 3,6% interanual en el 4T 2019 (–0,6% intertrimestral), por lo que el crecimiento anual para el conjunto de 2019 se situó en el 5,1% (6,7% en 2018). La moderación en el ritmo de crecimiento de los precios en el 4T se pudo apreciar tanto entre las compraventas de vivienda nueva, que crecieron un 5,3% interanual (1,3 p. p. menos que en el 3T), como entre las de segunda mano, que crecieron un 3,4% interanual (1,0 p. p. por debajo del registro del trimestre anterior). De cara a los próximos trimestres, dado el potencial impacto que el COVID-19 tendrá sobre la economía, prevemos que los precios sigan moderándose de forma algo más pronunciada.

Compartir: