Compartir: 
El PIB de EE. UU. se mantuvo sólido en el 3T, a pesar de las tensiones comerciales que rodean a la economíaEl PIB de EE. UU. se mantuvo sólido en el 3T, a pesar de las tensiones comerciales que rodean a la economía

El PIB de EE. UU. se mantuvo sólido en el 3T, a pesar de las tensiones comerciales que rodean a la economía. En concreto, la actividad económica estadounidense creció un 0,5% intertrimestral (1,9% intertrimestral anualizado; 2,0% interanual), ligeramente por encima de las previsiones del consenso y de las de CaixaBank Research. Se trata de un avance parecido al del trimestre anterior y considerable, en especial ante las medidas proteccionistas y las tensiones comerciales que han rodeado al país en los últimos tiempos. Por componentes de demanda, el crecimiento estuvo apoyado, en buena parte, por el consumo privado. En negativo, destacó la inversión empresarial, que volvió a contraerse en términos intertrimestrales por segundo trimestre consecutivo.

El sentimiento empresarial empeora en China en el inicio del 4T. En concreto, el PMI oficial de manufacturas bajó en octubre hasta los 49,3 puntos (49,8 en septiembre), con lo que continuó en zona contractiva (por debajo de los 50 puntos) por sexto mes consecutivo. Este dato apunta a que la economía china ha vuelto a bajar una marcha en el 4T y sigue desacelerando.

México crece algo menos de lo esperado en el 3T 2019, cuando el PIB aumentó un 0,1% intertrimestral (–0,5% interanual). Aunque el registro mejoró marginalmente el crecimiento nulo intertrimestral del 2T, sugiere que las dificultades de los últimos trimestres, lastrados por el mal comportamiento industrial y un grado de incertidumbre elevado, están lejos de superarse. En este contexto, es muy probable que México anote en 2019 su peor cifra de crecimiento desde la crisis de 2009.

Compartir: